Después del frente frío que trajo lluvias a distintas zonas de la provincia e hizo descender la temperatura, se espera que durante la tarde de este miércoles se despeje el cielo y suba el termómetro.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, la jornada arranca con el cielo cubierto, una temperatura mínima que ronda los 8 grados y una brisa que llega desde el Este a 9 kilómetros por hora.

Mientras que, para la tarde, se prevé cielo despejado con una temperatura máxima de 22 grados.

En cuanto a los próximos días, el jueves se presentará con una máxima de 24 grados y el viernes, el termómetro alcanzará los 25 grados, aunque podría volver a llover.