Gracias a las denuncias anónimas recibidas, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, realizó una tarea investigativa que llevó a realizar dos allanamientos en Pocito.

 

Ambas denuncias estaban referidas a la tenencia ilegal de aves, por lo que, con orden del juez Fernando Vargas y colaboración de la Policía de San Juan, a través de las Comisarías sexta y séptima, el cuerpo de inspectores de la secretaría de Ambiente ejecutó dos allanamientos.

 

En total fueron decomisadas 31 aves, entre las que se encontraba un águila Mora, cinco cardenales amarillo, benteveos, diucas, zorzales, rey del bosque y reina mora.

 

Por orden del juez, las aves fueron trasladadas hasta La Ciénaga, donde la Secretaría cuenta con una Jaula Voladora, donde serán puestas en cuarentena para que una vez recuperadas, sean liberadas en zonas a las que pertenece cada especie.

 

La tenencia de aves autóctonas sin autorización es un delito, según establece la Ley Nacional 22.421 y la Ley Provincial 606-L. La normativa vigente establece que será reprimido con prisión de dos meses a dos años, el que cazare animales de la fauna silvestre cuya captura o comercialización estén prohibidas o vedadas por la autoridad jurisdiccional de aplicación.