Olor desagradable y la posibilidad de contraer enfermedades son los problemas que sufren los vecinos de la zona de Alvear y Silvio Meglioli. Según contaron, en el lugar las aguas servidas se derraman sobre calles, veredas y en el interior de los baños de los vecinos desde hace años.

 

El inconveniente se presenta justo frente a la escuela Clara Rosa Cortinez.

 

“Como hace 5 años, cada 3 semanas desbordan los líquidos cloacales y OSSE se limita a mandar un camión y todo sigue igual”, relató Cristian Benavidez, un vecino de la zona.

 

Y detalló que “hay líquidos cloacales en los baños de las casas de los vecinos y contaminación generalizada en calles y veredas, así como en el aire que se respira”, antes de pedir que se tome cartas en el asunto para lograr una solución definitiva.