Con el objetivo de que los chicos que repitieron puedan reforzar el conocimiento en las materias que fallaron el año anterior, desde el Ministerio de Educación informaron que habrá clases obligatorias, para estos estudiantes, los días sábados. Esto será para repitentes de nivel secundario y arrancará desde abril. Según Felipe de Los Ríos, el ministro de Educación, esta nueva modalidad se desarrollará con recursos (humanos y económicos), que estaban afectados al Plan de Mejora Institucional, que consistía en brindar apoyo a los estudiantes, en las materias que fallaron, pero era optativo. Ahora se tomará asistencia. "Esto tiene que ver con estudiar más. La inversión y el esfuerzo que se aplica desde hace varios años no está dando buenos resultados. Entonces queremos buscar la forma para que haya menos índices de repitencia. Trabajamos para que esto mejore, porque atrás de la educación hay personas y queremos que sean mejores", dijo el funcionario y agregó que a este plan estarán afectados unos 10.500 estudiantes.  


Según el ministro, para realizar estas clases no será necesario contratar a más profesores pues se utilizarán a los docentes que están afectados al PMI. Es decir que quienes van a trabajar son los profesores, llamados tutores, que antes iban dos o tres horas a las escuelas a dar apoyo durante distintos días. "Vamos a proponer que los docentes cumplan todas las horas, que tenían distribuidas en la semana, un mismo día para que trabajen de 8 a 13", dijo el ministro y explicó que estudiante deberá tomar clases de las materias en las que falló y lo llevaron a repetir. Es decir, que el tiempo que cada alumno esté en esas clases será relativo a la cantidad de materias que adeude.  


Si bien aún no se sabe en qué escuelas será el dictado de estas clases especiales, el ministro dijo que la idea es que haya al menos una por departamento. "Desde ahora, lo que vamos a hacer en el ciclo 2017 será localizar a los tutores en algunas escuelas equidistantes a los establecimientos en los que hay mayor cantidad de repitentes en cada departamento. Y en ellas, los sábados ofrecerán clases especiales los tutores", agregó y explicó que los docentes tomarán asistencia y las faltas serán computadas a pesar de que se trata de una actividad extracurricular.  


En cuanto a la decisión de dictar estas clases de apoyo obligatorias De Los Ríos dijo que lo hicieron porque no pueden hacer disminuir la media de alumnos que repite año a año. Dijo que de los 75.000 estudiantes secundarios (incluyendo las escuelas técnicas), un 14% debe volver a hacer el mismo año porque adeuda algunas materias. "Esto se da hace varios años y no cambia. Ante esto tomamos esta medida, usando los mismos recursos", concluyó.  

 

 

Operativo Aprender 2016 
 
El 18 de octubre del año pasado se llevó adelante el Operativo Aprender 2016 en todo el país. En San Juan evaluaron alumnos de 535 escuelas. Este operativo se realizó con el objetivo de obtener información sobre cómo se desarrollan los procesos de enseñanza y aprendizaje en las escuelas, conocer mejor los logros alcanzados y algunos de los desafíos pendientes del sistema educativo y, además, contribuir a que las decisiones de política pública se orienten hacia una educación más justa y de mayor calidad, que disminuya las desigualdades en las oportunidades de aprendizajes de los estudiantes. Durante el año pasado dijeron que los resultados de este operativo, que se hizo con alumnos de escuelas primarias y secundarias, estarán en el transcurso de este mes. 

 

"Vamos a trabajar con los papás de los repitentes para que entiendan la importancia de este nuevo trabajo" 
 
Felipe de Los Ríos - Ministro de Educación 

 

Daniel Quiroga - Secretario General de AMET 
 
"La propuesta del ministro me parece perfecta. Como representante de un gremio vemos esta nueva forma como muy positiva, y además soy director de la EPET 5 y creo esto es para crecer. Es una medida correcta, que va estar coordinada por un encargado de los tutores. Es una propuesta que va servir para apoyar y enseñar a los alumnos, y aunque se dijo que ir un sábado a la escuela es estigmatizar a los estudiantes, para nosotros eso es mentira. Yo fui a la escuela los sábados en la tarde y no por tutoría ni por apoyo, si no porque tenía clases. Estas nuevas clases son para ayudar y para que los chicos salgan adelante. Es una forma de darles más opciones para que mejoren sus calificaciones. Los chicos deben entender que esto es por su bien. Además de ser un beneficio para los estudiantes, esto ayuda a los docentes que dan clases, porque los chicos estarán más nivelados. Además es bueno porque es gratuito, hay escuelas privadas que mandan a los chicos a clases particulares".  

 

 

Roberto Rosa - Secretario General de UDA 
 

 
"La intención es que los alumnos más rezagados no dejen de ir a la escuela y puedan mejorar. Y, para nosotros todo lo que sea importante para ayudar a que el aprendizaje de los alumnos sea cada vez mejor es bienvenido. Buscamos que esto nos permita mejorar el proyecto educativo, en cuanto a que no haya tanta repitencia ni deserción, y por eso es bien visto. No obstante, sabemos que es una cuestión que no es sencilla de organizar, pero desde la Unión Docentes Argentinos, estamos dispuestos a apoyar todas las decisiones que sirvan para que el alumno aprenda más y mejor, y que permita alcanzar mayores niveles de eficiencia. Esto, seguramente va a ser una tarea que se va a llevar a cabo con mayor financiamiento y es indispensable que la Nación siga mandando fondos, que es lo que reclamamos. Estos fondos sirven para que se puedan mantener los planes socioeducativos, que son los que se desarrollan los sábados".