El Parque Industrial Tecnológico Ambiental Regional (P.I.T.A.R.) es parte del Complejo Ambiental San Juan, el primero en el país y referente nacional en lo relacionado a la gestión y administración de los Residuos Sólidos Urbanos e industriales asimilables.

 

El encuentro comenzó con la exposición del secretario de Ambiente Raúl Tello, quien informó sobre algunos aspectos del proyecto, que forma parte de un espacio medioambiental de más de 4000 metros cuadrados. Allí se encuentra el Ecoparque Anchipurac, un edificio de desarrollo sustentable de más de una hectárea que estará dotado de energía fotovoltaica y geotérmica, entre otros aspectos funcionales y arquitectónicos.

 

El plan incluye el observatorio de residuos sólidos urbanos de la Argentina y el centro de monitoreo ambiental de la provincia.

 

Recientemente, en la Casa de San Juan en Buenos Aires, Sergio Uñac se reunió con emprendedores interesados en integrar este nuevo espacio, que responde a las políticas de la gestión integral de Residuos Sólidos Urbanos y de sustentabilidad, sobre todo en San Juan que ya cuenta con una trayectoria en este sentido y que sirve de referencia para el resto de las provincias argentinas. A la presentación asistieron más de 80 empresarios interesados en instalarse en el predio para formar parte de la propuesta.

 

De acuerdo a lo manifestado por el funcionario, la idea innovadora del P.I.T.A.R. consiste en la radicación de industrias que generarán sinergias entre sí a partir del agregado de valor de los materiales recuperados de los RSU de la región, mediante la manufacturación de productos, incidiendo beneficiosamente sobre el aumento del empleo en nuestra Provincia y en toda la Región.

 

En este polo ambiental industrial se procesarán e industrializarán materiales recuperados en las Plantas de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos, orgánicos e inorgánicos; Residuos Especiales (de aparatos Eléctricos y Electrónicos); Cauchos y Neumáticos Fuera de Uso; entre otros, provenientes de la Región Cuyo y NOA.

 

El PITAR, significará la radicación en la provincia de industrias, generando un aumento de empleo en la provincia. Además, estará dotado de infraestructura, equipamiento y servicios, y su funcionamiento estará orientado a la protección del medio ambiente, privilegiando la ecoeficiencia, la producción limpia, la elección de materiales, equipamiento, maquinarias que minimicen el impacto ambiental de las actividades y privilegien la creación de empleos verdes, la capacitación, investigación y cooperación a nivel local y regional.