Los exuberantes menús que habitualmente se sirven en las fiestas de fin de año llenan a los comensales de calorías. Los tentadores asados, los siempre atrayentes sanguchitos y el clásico vitel toné son algunas de las comidas que hacen aumentar varios kilos. Ni hablar de las bebidas.

 

Cuando pasan las fiestas, algunos optan por iniciar dietas para tratar de compensar todo lo que ingirieron en esos días. Sin embargo, hay otros a los que mucho no les importa y siguen devorando “lo que venga”.

 

DIARIO DE CUYO realizó una encuesta en la que los sanjuaninos confesaron en cuáles de esos grupos están: ¿dieta sí o dieta no? Increíblemente, el resultado fue...¡empate! De 1374 votantes, el 50% dijo que iniciará un régimen, mientras que la otra mitad no tiene pensado hacerlo.