La Glorieta, entidad que representa a lesbianas, gays, bisexuales y trans, repudió ayer las declaraciones "homofóbicas y racistas" de Emilio Mendoza. Dijo que su lenguaje ayuda a la "generación de prejuicios, estigmas y discriminación" y advierte que esto último es un delito.