Este miércoles, días después de que se cumplieran 6 meses del fallecimiento de Melina Caputo, la joven sanjuanina que sufrió una descarga eléctrica mientras vacacionaba en Punta Cana, su hermano Leandro escribió unas sentidas palabras en su cuenta de Instagram con las que recordó a la joven y, a su vez, reclamó justicia.

"Hoy, a unos días que se cumplieron seis meses de tu partida hermanita, hoy que te extraño más que nunca, de que nos dejaron un hueco enorme en nuestra vida. Hoy y cada día que me pregunto cómo vamos a seguir sin tu sonrisa y esa actitud que llenaba de luz y alegría nuestra casa, les pido con un gran dolor en el alma que nos ayuden a compartir e informar que mi hermanita Melina Caputo fue víctima de incompetencia del hotel Be Live Collection Canoa, recibiendo una descarga eléctrica de uno de los muelles de este mismo el día 16 de agosto del 2019", expresó Leandro Caputo.

A continuación, el joven agregó que "además de la incompetencia que maneja esta cadena hotelera tuvieron el descaro y la insensibilidad de manifestar públicamente que mi hermana sufrió un ataque al corazón por causas naturales". También pidió que compartan dicha publicación "para que el caso de mi hermanita no quede en el olvido y se haga justicia".

Cabe recordar que Melina Caputo murió el 16 de agosto del 2019 en el hotel Be Live Collection Canoa de Bayahíbe, a unos cincuenta kilómetros de Punta Cana, en República Dominicana: tenía 17 años. Según había denunciado su familia en ese momento, Melina recibió una descarga eléctrica que resultó fatal mientras subía las escaleras para salir del mar a un muelle de madera del hotel.

Cuando se conoció la noticia, Miguel Ángel Uriondo, director de Comunicación Corporativa del grupo Globalia, al que pertenece la cadena hotelera Be Live, dijo a Clarín que, al momento de retirar el cuerpo de Melina de sus instalaciones, "las autoridades constataron que no había cableado al descubierto ni ningún elemento que podría causar una descarga eléctrica cerca de la escalera".

Sin embargo, la autopsia determinó que el cadáver tuvo como diagnóstico preliminar de causa de muerte una electrocución.