En producción. Antes de la inauguración se realizaron algunas pruebas para mostrar el funcionamiento de esta planta elaboradora de ladrillos.

 

La unión vecinal Chimbas Norte es una de las más tradicionales del departamento. En la actualidad tiene unos 5.000 socios y es la que provee agua potable a gran parte de los barrios cercanos a calle Centenario y Salta. Ayer, esta vecinal cumplió 41 años y lo celebró a lo grande, con la inauguración de la Planta de Elaboración de Ladrillos Ecológicos. Este pequeño emprendimiento servirá para remodelar la institución, vender a la comunidad y hasta para ayudar a gente de otros departamentos. Sergio Zabala, el presidente de la vecinal, dijo que se sienten orgullos de que la vecinal se vuelva una miniempresa.

Con el objetivo de llegar a la mayor cantidad de gente posible, de recaudar más fondos para la vecinal y de hacer que la institución siga creciendo, se tomó la decisión de apostar por esta fábrica de ladrillos ecológicos. Según dijeron, la máquina fue inventada por un chimbero y tiene todas las autorizaciones de planeamiento para que los ladrillos puedan ser usados para construcciones. Pasó hasta varios estudios de la UNSJ. "Cuando el creador nos propuso colocar la máquina y ponerla a funcionar en la vecinal nos pareció una buena oportunidad. La idea es tener una salida al mercado y poder hacer crecer la institución", dijo el presidente y agregó que lo primero que se construirá con estos ladrillos será el salón de fiestas del camping. Será un salón para unas 500 personas.

La fábrica y sus ladrillos tienen varias ventajas. La principal, razón por la que se llaman ecológicos, es que los ladrillos no se fabrican con la explotación de tierras y no se usan hornos que contaminan el ambiente. "Se hacen con una mezcla de cemento, arena y ripio, luego se prensa y posteriormente se deja fraguar. No se cocinan", explicó Zabala y dijo que además estos ladrillos son más económicos que los tradicionales. Es decir que cada ladrillo tendría un valor aproximado de 3,60 pesos, aunque aún no está definido. Otras ventajas de la fábrica es que se puede movilizar, es decir que podría ser llevada a cualquier obra y ahorra el flete de los ladrillos ya que se pueden fabricar en el mismo lugar y rápidamente.

"Tenemos muchas expectativas puestas en esta fábrica. Creemos que nos va a permitir crecer y por consecuencia brindar mejores servicios a nuestra comunidad", agregó Zabala.

 

 

De fácil uso. Los ladrillos tienen canaletas que sirven para las conexiones. Esto facilita el uso ya que una vez colocados no es necesario romper para poder pasar cables, por ejemplo.

 

Producción

3.500 ladrillos por día puede fabricar la máquina que fue inventada por un chimbero. Desde la vecinal dijeron que a pesar de ser una herramienta no muy grande permite tener una gran producción diaria. Es manejada por varias personas del departamento.

El tiempo

días, aproximadamente, tardan los ladrillos en fraguar y quedar listos para ser usados. Otra ventaja es que tienen un acabado con muchos detalles, por lo que no es necesario que se revoquen las paredes. Tienen un terminado similar al de los ladrillos vistos.


Trabajadores
 

La fábrica, además de ser un beneficio para la unión vecinal, servirá para dar trabajo a varias personas. Se calcula que deberán emplear a unas 8 personas para que hagan funcionar esta fábrica y esperan poder ampliarla en un tiempo no muy lejano. Esta vecinal desde sus comienzos tuvo el objetivo de ser solidaria.