El sistema online para la atención de los afiliados de la Obra Social Provincia, la más importante de San Juan, tiene fecha de implementación. Si bien ya venían trabajando en esta modernización con algunas prácticas médicas, desde la OSP anunciaron que en 90 días ya no venderán las órdenes de atención sino que los afiliados irán directamente a los prestadores.

Y allí, simplemente les debitarán el costo del bono a través de las tarjetas magnéticas. De esta manera, no deberán preocuparse por ir a la sede de la OSP o sus delegaciones a conseguir las órdenes impresas, pues será obligación de los médicos o las clínicas brindarle a sus pacientes el beneficio.

“Es importante destacar que se trata de un acción pensada y ejecutada exclusivamente para beneficiar a los afiliados”, expresó Javier González, interventor de la OSP.

El plazo de 90 días fue establecido por un lado para ponerle una fecha definitiva al nuevo sistema, que coincidirá en mes con el traslado a la nueva sede, como también para que los afiliados y prestadores vayan acompañando el cambio. Por eso, habrá campañas de difusión para informar cómo será el proceso, que será muy sencillo.

A partir de julio, los afiliados simplemente deberán presentarse ante sus médicos, ya sea en consultorios particulares o clínicas, y allí les debitarán por posnet el monto de la orden de consulta o de la prestación que requieran. En casos puntuales en que falle la conexión a Internet, como se especula que podrá pasar en departamentos alejados, los prestadores llamarán a una guardia de la OSP que les entregará un código para dejar asentado el proceso. Es decir, nadie se quedará sin atención médica por la modernización, aseguraron.

Para eso, los más de 1.000 prestadores que tiene la obra social más grande de San Juan deberán actualizarse y adquirir los posnet y la conexión telefónica y/o de Internet. “A partir de julio, para integrar el padrón de prestadores de la OSP sí o sí deberán tener sistema online en sus clínicas y consultorios, de lo contrario quedarán afuera del padrón”, advirtió González.

A su vez, para aquellos afiliados que no puedan debitar a través de la Dirección Provincial de Informática (DPI) están firmando convenios con Anses y los municipios. “A nuestros 35.000 jubilados y pensionados que no cobran por DPI, el descuento ya se les hace a través de Anses en los haberes mensuales, mientras que con los empleados de algunos municipios, los de la Federación Viñatera o el Centro Comercial de Santa Lucía, que aproximadamente son 9.619, los descuentos se harán por planillas o convenios especiales”, explicó.

Por su parte, González aclaró que saben que durante el proceso habrá situaciones que requerirán de análisis puntuales. “Podrá pasar que algún afiliado no tenga su tarjeta o que un médico no pueda acostumbrarse al sistema online, pero en todos los casos habrá una solución. Se trata de un cambio muy importante en la historia de la obra social y sabemos que habrá cierto temor de algunos afiliados y prestadores, pero lo importante es que se tratará de un beneficio invaluable para todos”, dijo González.

 

Un incentivo por el sistema


Actualmente, la OSP otorga un incentivo a quienes usan el sistema online. Por ejemplo, comprar la orden de consulta en cualquiera de las bocas de expendio de la obra social cuesta $10, pero ir a atenderse con orden debitada directamente en el prestador cuesta $8. A su vez, a las clínicas y médicos que incorporan la metodología les pagan $50 más por prestación, a modo de incentivar el uso de la tecnología y a la vez que empiecen a invertir en la conectividad.

Por otro lado, la Obra Social Provincia ya tiene antecedentes de modernización e innovación. Hace un tiempo probó con la impresión de órdenes en cajeros automáticos, pero los afiliados no acompañaron el beneficio.

 

El total

150 son los miles de afiliados que tiene la Obra Social Provincia, por eso es la más grande de San Juan. De ellos, hay 35.000 afiliados que son jubilados y pensionados.