El ensayo. Los chicos siguen distintas órdenes de los coordinadores. Hay momentos en los que hasta improvisan, sobre todo en la entrada en calor.

Los jueves y viernes son los primeros en empezar con la entrada en calor. Siempre llegan acompañados de un adulto y hasta con la merienda para los recreos. Y a pesar de que su función es vista como un empleo, ellos aseguran que se divierten muchísimo y que no sienten que estén trabajando. Así, entre risas, gritos y algunos momentos de seriedad, ensayan los niños que actuarán en el cierre de la Fiesta Nacional del Sol, en el Autódromo El Zonda-Eduardo Copello. Cada uno de los ensayos es vivido como un momento de juego, sin embargo los chicos, sus papás y hasta la gente que los coordina siguen una serie de reglas muy estrictas para que se respeten los derechos de los niños. Como por ejemplo, no pueden compartir los mismos sanitarios que los adultos. El cierre de la Fiesta Nacional del Sol será el próximo 25 de febrero, ahí la gente podrá disfrutar del espectáculo "Difunta Correa. Amor de madre".

Al entrar al polideportivo de la escuela Normal Sarmiento los gritos y la alegría de los niños se percibe. Vestidos con remeras rojas de la Fiesta Nacional del Sol juegan como si estuvieran en el medio de un recreo escolar. En los jardines, los papás toman mate, conversan y hasta tejen mientras ven a sus pequeños artistas. Desde la producción de la Fiesta del Sol dijeron que todos los jueves y viernes el ensayo se vive con mucha más alegría que el resto de los días, pues los chicos le ponen un plus a esas jornadas laborales. 

Tienen papeles importantes. Hay niños que representarán la infancia de la Difunta Correa y de Baudilio -esposo de Deolinda-, entre otros personajes; y hay otros que gracias a sus capacidades tendrán papeles en los que deberán bailar y hasta hacer acrobacias. Florencia Poblete, la productora general del espectáculo, comentó que los ensayos de los chicos son desde las 19 hasta las 22. Sin embargo tienen varios recreos de 20 minutos, aproximadamente, en los que merienda, van al baño, toman agua y hasta improvisan obras cortas.

 Protagonistas

MARIO PEÑALOZA    Caucete

Mario Peñaloza (11) y su mamá Deolinda Correa son famosos en los ensayos. Es que, además de los hermosos bailes del niño, el nombre de la mamá llama la atención de cada uno de los que participa de la preparación del show de la fiesta. A ellos no sólo los une el nombre de la mujer con la Difunta Correa, son además de Caucete. "Somos muy devotos de la Difunta", dijo Mario, orgulloso de la popularidad de su mamá.

 Amantes de la actuación

Amaia (9), Federica (9) y Victoria (11) son algunas de las nenas que participarán del show de cierre de la Fiesta Nacional del Sol. Con mucho entusiasmo las tres se definieron como amantes de la actuación y dijeron que les encanta ensayar. "Esperamos ansiosas que lleguen los jueves y viernes para el ensayo", dijo Victoria. Para las tres esta será la primera vez en la fiesta más importante de la provincia.