Según un portavoz de las fuerzas de seguridad, la cabeza del supuesto terrorista, ha sido hallada en la zona donde se produjo la explosión. "Ha sido hallada la cabeza de un hombre de apariencia árabe, de entre 30 y 35 años, que posiblemente activó el artefacto" precisó la fuente. La policía supone que el terrorista entró en la terminal de llegadas, donde los controles son mucho menos rigurosos que en la de salidas, llevando un cinturón con explosivos o una bolsa con la bomba.