La semana pasada, una familia caucetera perdió todo después de que se incendiara su casa del Barrio Ruta 20. Una mujer separada y sus cuatro hijos, uno de ellos discapacitado, sufrieron daños que los dejaron en la calle: se quemaron los muebles, los artefactos, la ropa y hasta se desmoronó el techo de la precaria construcción.

 

 

Ante la angustiante situación, un hombre se solidarizó con los damnificados y emprendió una campaña para ayudarlos. Se trata de Cristian Omar Flores, también caucetero y con un corazón enorme. ¿Qué hizo? Ofreció a través de su Facebook hacer 10 "mini" tatuajes a diferentes personas a cambio de materiales para la familia demandante.

 

 

La iniciativa rápidamente se viralizó por la red. Cristian, en diálogo con DIARIO DE CUYO, comentó que consiguió los clientes en menos de media hora. Con los materiales necesarios para tatuar puestos de su propio bolsillo, el caucetero grabó la piel de 10 personas y recibió a cambio ayuda de todo tipo. "Trajeron ropa, mercadería, una plancha y hasta una cama con colchón", manifestó contento el tatuador.

 

 

Cristian no se gana la vida tatuando, sino que trabaja en el área de Salud Pública. Sin embargo, la causa lo motivó a volver al ruedo y a hacer de su hobby un noble gesto. "Mientras sea para una buena causa no hay problema", contó.

 

La convocatoria para quienes quieran ayudar está todavía abierta. Este sábado llevará las donaciones a la familia damnificada. Quienes quieran colaborar pueden comunicarse al 2645292215. También se necesita movilidad para trasladar las cosas.

 

¡Genio, Cristian!

 

 

 Los tatuajes que realizó