Erradicación. Comienza el recambio de los 90 árboles que hay en las cuatro cuadras de la peatonal, además de plantar otros en tazas hoy vacías. La principal razón que argumentaron en el municipio es evitar el riesgo de posible caídas de los actuales ejemplares.

 

 

Con el objetivo de evitar un potencial peligro de graves secuelas, hoy la Municipalidad de la Capital comenzará las tareas de recambio de los 90 árboles que existen en la Peatonal, ante la señal que dejaron los que se cayeron durante la marcha de las obras de remodelación que realiza en esas cuatro cuadras, en una acción con una magnitud que no tiene precedentes dentro del microcentro sanjuanino.

El director de Ambiente de la Municipalidad, Maximiliano Suárez, aseguró que cuando se inició el proyecto de reformar la Peatonal, si bien la idea era mantener el arbolado público, se iba a observar en qué condiciones se encontraba. "Al remover pavimento, veredas, tazas y acequias, nos encontramos con arboles deteriorados. Han crecido confinados en la taza, no tienen un buen desarrollo radicular, más allá que también estuvieron en estrés hídrico", señaló el funcionario. Ante ese panorama, Suárez aseguró que consultaron a "referentes del tema, que son miembros del Consejo del Arbolado" y luego se tomó la medida. "Estamos priorizando el tema de la seguridad. Al descubrir las veredas, pavimento y todo ese sustento, cuando concluyan las obras, puede volcarse algún árbol. Los actuales tienen poco anclaje porque cuentan con escasas raíces, poco desarrolladas y superficiales", añadió el director.

Lucio Gómez, jefe técnico de la Dirección de Espacios Verdes, fue uno de los consultados por Ambiente del municipio por este tema, quien coincidió que los árboles que serán erradicados desde hoy, crecieron en malas condiciones y con este recambio puede ser la oportunidad de contar con un mejor arbolado público. Gómez también opinó que en este tipo de situaciones es importante acudir al Consejo del Arbolado previamente al inicio de obras y no cuando ya están en ejecución. "Al romper las tazas viejas para hacer otras más grandes, han cortado raíces", indicó Gómez quien estimó que por ese motivo se volcaron ya 5 ejemplares. Agregó que ahora es conveniente el reemplazo total para evitar el riesgo de otras caídas y también porque los actuales, más grandes, impedirían con su sombra un normal crecimiento de los próximos a plantar. Solamente habrá una especie en la Peatonal, el plátano, una decisión que también comparte Gómez.

Otro de los consultados por Suárez fue el biólogo Justo Márquez, quien afirmó que el recambio total es "necesario porque no hay posibilidad de recuperar a los actuales ejemplares. Fueron mal plantados, muy superficiales, con muy poca base. Es preferible, ya que se hace la obra, cambiar el arbolado público".

Márquez agregó esta es una ocasión en que es "necesaria una erradicación, pero siempre pensando en reemplazar ese árbol. Esto no es un monte natural o un bosque nativo, que debe conservarse tal cual. La ciudad es un ecosistema artificial, hecho por el hombre, y los árboles que hay ahí son los que nosotros hemos puesto y aprendemos a optimizar el arbolado público".

Los días de menor movimiento en el sector, como hoy, serán los escogidos para hacer el trabajo, en el que intervendrán dos hidrogrúas y se realizará en etapas, según anticipó Suárez, según el avance integral de la obra de remodelación de la Peatonal.

Además de pretender que los nuevos árboles también estén a gusto en la próxima peatonal, el tema de seguridad vuelve a Suárez. Es por el recuerdo de la muerte de una joven en 2006, cuando cayó una palmera en la plaza 25 de Mayo.

 

Mal anclaje. Árboles con pocas raíces, escasamente desarrolladas y de forma superficial, motivaron el recambio.
Modelo a imitar. El crecimiento de los plátanos en el barrio Del Bono es el que pretenden que suceda en la Peatonal.

 

 

Nuevo sistema

 

Crecimiento

Estiman que en 3 años los nuevos ejemplares de plátanos habrán conseguido el desarrollo de una copa que aporte sombra. Para cubrir ese período, en la Municipalidad evalúan instalar una tela especial, tensada, para contar con un reparo provisorio.

 

Apoyo unánime

La elección de plátano como la única especie que se colocará fue aprobada por todos los consultados: entre los motivos figuran su longevidad, no representa riesgos de caída de ramas en vientos fuertes, absorbe plomo atmosférico y su copa nace a gran altura.

 

Relevancia

Si bien no se puede posicionar este trabajo entre las obras que significaron un mayor número de recambio de árboles (como sucedió con la ampliación de las calles Mendoza, Libertador San Martín y arterias en Pocito), sí es la más significativa en el microcentro.

 

 

 

Los errores que buscan no repetir


En el marco de la reconstrucción de la ciudad luego del terremoto de 1944, los actuales ejemplares del arbolado público en el microcentro sanjuanino fueron plantados en la década del "60.

El director de Ambiente de la Municipalidad de San Juan, Maximiliano Suárez, afirmó que "con el tiempo que tienen estos árboles, deberían ser dos o tres veces más grandes de tamaño. No se pudieron desarrollar porque estuvieron confinados a las tazas. Y no alcanzarán a desarrollarse mucho más. Por eso cambiaremos no sólo a los árboles, sino todo el sistema".

La poda que se realizó a los árboles actuales tampoco fue la indicada, según Duilio Gómez, de Espacios Verdes. "Los podaron como si fueran frutales. A los nuevos, si se los trata correctamente, las copas estarán por encima del alumbrado público".