El Ministerio de Educación de la provincia saldrá el año que viene a crear salas de 5 años en los lugares donde haga falta, para responder a la demanda de lugares, que hoy está cubierta en un 98%, según afirmó la secretaria de Educación de la Provincia, Nora López.

Esto implica que hay un 2% de chicos que todavía no tienen un lugar asegurado, para lo cual se están relevando datos cruzados con el Registro Civil, a fin de conocer el número concreto de bancos que hace falta y los lugares donde hay más demanda que oferta educativa.

El dato numérico no fue precisado, ya que según explicó López, ya el año pasado crearon escuelas y divisiones nuevas para responder a la demanda creada por los nuevos barrios que entregaron.

‘Por ahora, está cubierto un 98% de la demanda en jardín de 5 años, que es el nivel obligatorio. Hay sobredemanda en las escuelas del centro y en las cabeceras departamentales, pero en la periferia la situación es distinta‘, dijo la funcionaria. También afirmó que ‘en algunas escuelas rurales, por la baja población escolar, hay jardines que tienen a chicos de 4 y 5 años juntos, pero son situaciones excepcionales. Lo que sí es seguro es que ningún chico que tenga edad para ir a sala de 5 se va a quedar sin lugar‘.

El dato de la sobredemanda en las escuelas del centro, en Capital, fue corroborado por un relevamiento hecho por DIARIO DE CUYO en la mañana de ayer, primera jornada de inscripciones para salas de 4 y 5. Así quedó demostrado en las escuelas de Nivel Inicial del radio céntrico, donde la cantidad de personas que hacía fila superaba ampliamente las pocas vacantes disponibles, que se distribuyen por sorteo.

La situación se repite en las escuelas ubicadas en las cabeceras departamentales, pero cambia radicalmente cuando se trata de la periferia. De 7 escuelas ubicadas en barrios de los departamentos Rawson, Rivadavia, Chimbas y Santa Lucía, en todas las respuestas fue que todavía quedaba lugar para sala de 5.

El sistema vigente para inscripciones en sala de 5 años, dispuesto por el Ministerio de Educación, contempla que tienen prioridad en el ingreso los niños que vienen de sala de 4 del mismo establecimiento, los hermanitos de chicos de la escuela de la cual son anexo y los hijos del personal.

Las vacantes que quedan se distribuyen por sorteo entre todos los inscriptos. En caso de que los casos con prioridad superen la oferta, la escuela tiene obligación de reservar al menos dos vacantes para chicos de afuera, que se otorgan por sorteo el último día de inscripción.