Este martes y por el transcurso de una hora y media, el arzobispo Coadjutor de la arquidiósesis de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Lozano, se hizo presente en el Servicio Penitenciario Provincial, con el fin de confirmar a 40 internos, hombres y mujeres, alojados en la Unidad. Fue recibido por el director del Penal, Oscar Ghilardi, junto al subdirector de la institución, alcaide Mario Varela, y el Padre Eduardo Gutierrez, sacerdote del Servicio Penitenciario.

 

 

Cada detalle de la celebración estuvo a cargo de la Pastoral Penitenciaria en conjunto con el Padre Gutierrez. Esta pastoral  está conformada por alrededor de 20 personas, que semanalmente brindan apoyo espiritual a cada interno que lo solicite.

 

 

La ceremonia tuvo matices de total emoción. Incluso el propio Monseñor manifestó que pare él fue una experiencia conmovedora: ”Fue un encuentro que me ha permitido poder acercarme y palpar el misterio de la vida de algunos”. Prometiendo volver para  las celebraciones de Pascuas, ya que quiere recorrer los diferentes pabellones que conforman la unidad carcelaria, y compartir un poco más de tiempo con los internos.