Venerado. Desde su muerte, a José Dolores lo veneran en su lugar de fallecimiento. Desde fines de 1960 que tiene su oratorio en Rawson.

 

Se llamaba Lorenza Calazán y tenía 25 años. Y fue amor casi a primera vista. José Dolores (50), ya cansado de sus andanzas, había decidido sentar cabeza y por eso consiguió trabajo en la finca de Tadeo Rojo. Allí vivía Lorenza, hija de la cocinera, y fue por ella que el Gaucho Bueno perdió la vida. Fue por amor, por mantener una relación no consentida, más allá de que la historia recuerde que murió por sus conflictos con la ley y a manos de la Policía. José Dolores, casualmente (o no), murió un 14 de febrero, una fecha que ahora es especial pues se trata del Día de los Enamorados. Por eso es que entre sus promesantes no faltan quienes le piden favores justamente de amor. Esta historia es la que manejan los cuidadores del oratorio desde hace más de 30 años.


El gaucho tenía problemas con las autoridades pues era acusado de cuatrerismo. Dicen que robaba para ayudar a los más pobres, de ahí que mucha gente lo quería y protegía. Pero cansado de esa vida fue que buscó y encontró trabajo en lo de Don Rojo. Al poquito tiempo empezó a noviar con Lorenza, pese a que su madre no quería saber nada con esa relación. Y es que la joven era pretendida por su tío, Eustaquio Calazán, quien era sargento de la Policía.


La cocinera temía que su hija en algún momento se fugara con José y no volviera más. Entonces llamó a Eustaquio y entre ambos tramaron una emboscada.


La madre de Lorenza organizó una fiesta en una casona en lo que hoy es Cenobia Bustos y Mendoza e invitaron a José. Hubo cabrito asado, vino y chacareras. El gaucho estuvo con su moza todo el tiempo, pensando que su vida por fin podría encaminarse. Fue sobre las 23 que la cocinera llamó a José Dolores y le dijo que lo buscaban en la puerta. Cuando el gaucho salió, ahí estaba Eustaquio Calazán y tres efectivos más, quienes sin mediar palabras le dispararon.


José, herido, alcanzó a escapar en su caballo. Pero las lesiones eran graves y se detuvo bajo un árbol, en un callejón. Los policías entonces lo alcanzaron y ahí mismo lo ultimaron.


Era el 14 de febrero de 1858 y sus amigos lo encontraron al día siguiente. En ese mismo lugar hoy está el oratorio en su honor, en Rawson. 


Según Aníbal González, casero del lugar, fue Lorenza quien llevó por primera vez al lugar para recordar a su amor, con una velas (luego dicen que la gente empezó a pedirle gracias y favores).


“Es lo último que se conoce de Lorenza. No se sabe si después rehizo su vida o no encontró otra pareja. Lo cierto es que José Dolores murió por amor y hay promesantes que vienen y piden por eso, ya sea para encontrar a alguien o poder casarse o seguir enamorados”, dijo Aníbal.

 

Para saber más

 

Sin los padres

El padre del Gaucho Bueno murió en la Guerra del Paraguay y su madre falleció poco después de darlo a luz. Quedó al cuidado de Saturnina Arce, quien le puso José por el día del santo y Dolores por su padecer a poco de nacer.

 

Por qué la fecha

El 14 de febrero se festeja el Día de los Enamorados por San Valentín. Era un sacerdote que en el siglo III celebraba en secreto matrimonios entre los jóvenes pues el emperador Claudio II los había prohibido. Valentín fue ejecutado el 14 de febrero del año 270.

 

Hoy, talleres

El Ministerio de Desarrollo Humano realizará hoy una exposición de Talleres Comunitarios por el Día de los Enamorados. Habrá varios stands con venta de productos y regalos y se llevará a cabo de 9 a 13 en el cruce de las Peatonales.
 

Lo prohibieron

Un tribunal paquistaní prohibió ayer cualquier celebración de San Valentín en lugares públicos por considerar que va en contra de los mandatos del Islam. Además, consideró que la festividad promociona la inmoralidad, desnudez e indecencia.