Habló de sus inicios y su familia, rompió el esquema de seguridad para regalarle una remera a una nena en silla de ruedas, jugó con polvo de colores, filmó con un celular para su canal de Youtube, y cantó y bailó. Carismática y encantadora, Karol Sevilla hizo delirar a más 25.000 personas en Rivadavia en Colores, la fiesta de ese departamento que se llevó a cabo en el predio Punta de Rieles. La cantante mexicana, una de las estrellas infantiles del momento, estuvo casi una hora sobre el escenario y se mostró constantemente agradecida del recibimiento que tuvo en San Juan.

“No puedo creer todo esto. Estoy feliz de estar acá. Ya desde el aeropuerto me recibieron bien”, dijo Karol en la previa de su show, en conferencia de prensa.

Más gente

El intendente de Rivadavia, Fabián Martín, indicó que hubo más de 25.000 personas en la segunda edición de Rivadavia en colores. Se trata de 5 mil más que en 2015 y fue un espaldarazo para mantener la celebración.

La adolescente de 17 años, que saltó a la fama con la serie Soy Luna, se mostró alegre y simpática en todo momento. Fue minutos antes de las 22 que subió al escenario y las miles de nenas y adolescentes que fueron a verla estallaron en gritos. Y lo primero que hizo fue sorprenderse por la cantidad de público, que llegaba hasta el fondo del largo terreno.

Cantó los temas que difunde a través de su canal de Youtube y algunos covers de canciones pop para que sus fans conozcan lo que escuchan sus padres, según dijo.

Nenas perdidas

En medio del show, dos nenas subieron al escenario pues estaban perdidas. Karol Sevilla se acercó, las abrazó y consoló pues estaban llorando. Preguntó por sus madres y rápidamente se reencontraron.

Luego, los animadores de la noche, Claudio Bonomo y Maru Silva, entraron en escena y le hicieron una entrevista en vivo. Entonces, Karol contó que sus colores preferidos son el amarillo y el rosa, que tuvo muchos obstáculos para quedarse con el papel de Soy Luna pues consideraban que era muy chiquita y hasta hizo subir al escenario a su mamá para agradecerle el apoyo constante.

Además, Karol regaló 5 remeras que autografió sobre el escenario y las lanzó a la gente. Pero en el medio hizo una pausa y bajó al campo para darle en mano una remera a una nena en silla de ruedas. Sobre el final, chayó con polvo de colores, para cerrar un show completo.

 

 

Abajo y por una fan

Con tal de darle una remera autografiada a una niña que estaba en silla de ruedas, Karol Sevilla bajó del escenario y pasó por el vallado ya que la nena no podía acercarse más. Fue un momento complicado para la seguridad, que abrió una brecha, pero inolvidable para la pequeña fan.

 

Ayuda del intendente

En la previa del show, Karol brindó una breve conferencia de prensa. Y como no había mesa, la propia cantante tomó en sus manos uno de los micrófonos y el intendente Fabián Martín también se ofreció para ayudar. Aunque por momentos pareció un periodista más, sólo colaboró con uno de los medios.

 

Los ganadores
 

Fuera del predio se hizo una carrera competitiva, que tuvo la siguiente clasificación. Varones: 1) Diego Elizondo, 2) Gonzalo Tellechea, 3) Facundo Medar, 4) Adán Avendaño, 5) Elías Muñoz. Damas: 1) Inti Guzmán, 2) Noelia Pizarro, 3) Cecilia Zagarra, 4) Anabel Montenegro, 5) Cecilia Román.

Una kermés
 

En uno de los sectores del predio fue un montado una especie de kermés, con juegos tradicionales para entretener a los chicos en la previa al show de Karol Sevilla. Además, hubo castillos inflables y un patio de comidas rápidas. Para los papás también hubo un lugar, incluso con stands de cervezas artesanales.

Bien tarde


Rivadavia en Colores cambió de público en la noche, pues los shows apuntaron más a los adolescentes. Es que además de las bandas locales, también se presentaron DJ Poncho y el cierre estuvo a cargo de Miss Bolivia. Además, hubo un espectáculo de robots LED y explosión de cañones con polvo de colores.