Un convenio firmado con la Universidad Nacional de San Juan hizo posible que la fundación del reconocido neurocientífico, Facundo Manes, ponga un pie en la provincia. A través de la firma de este acuerdo que acaba de realizarse, la Fundación INECO colaborará para trabajar en neurorehabilitación de pacientes que han sufrido un ACV.

Si bien la idea es seguir firmando convenios con esta entidad, en esta primera etapa se prevé que la fundación sirva para asistir y capacitar a los profesionales sanjuaninos. La UNSJ, a través del Gabinete de Tecnología Médica (Gateme), trabajará junto a los profesionales del Hospital Rawson.

Es que las rehabilitaciones, que se espera comiencen en marzo próximo, se llevarán a cabo en ese centro de salud. De echo, ya están reacondicionando un lugar para esta tarea.

En representación de la fundación, llegó a la provincia, Agustín Ibañez, que también pertenece al Instituto de Neurociencia Cognitiva y Traslacional (INCyT), con quien también se firmó un acuerdo.

Lo que se busca con esto es trabajar en el área de salud, educación, fomento de la investigación y la formación de recursos profesionales con el objetivo de establecer líneas de acción y programas que beneficien a la sociedad.

Agustín Ibañez dijo que "es una oportunidad excelente para potenciar proyectos que consisten en neuro rehabilitación para pacientes que han sufrido un Accidente Cerebro Vascular (ACV)".

Son programas que básicamente buscan potenciar la rehabilitación y a la vez hacer ciencia, producir diseños que permitan acelerar estos procesos en los pacientes, por lo que se necesitan no sólo conocimientos de ingeniería sino además neorológicos y de neurociencia.

Se destacó que los investigadores de la UNSJ trabajarán codo a codo con médicos y especialistas del Hospital Rawson, para que la tarea pueda llevarse a cabo, sea efectiva y se extienda cada vez a más pacientes que hayan sufrido un accidente cardiovascular.

 

El laboratorio

Gateme, que pertenece a la Facultad de Ingeniería, ya está armando el laboratorio para la recuperación de pacientes que sufrieron un accidente cerebro vascular, con la ayuda de la tecnología diseñada específicamente para este fin. Este empezará a funcionar desde marzo en el Hospital Rawson y lo hará en estrecha colaboración con especialistas de Buenos Aires.

 

La iniciativa

La idea de este trabajo surgió porque desde hace varios años vienen diseñando tecnología para la rehabilitación de las personas. La mayoría de estas investigaciones se realizaron en el contexto de proyectos de investigación no sólo de la UNSJ, sino también del FONCYT y CONICET. En el 2012, pusieron en marcha el  proyecto de diseñar prototipos que ayuden a personas que sufrieron ACV.

La tecnología

Los dispositivos con los que contará este laboratorio será una plataforma multimodal de evaluación biomecánica que permitirá realizar un diagnóstico del nivel de daño que ocasionó el ACV; juegos de realidad virtual diseñados para personalizar la rehabilitación; una sala de interfaces de accesibilidad a computadoras personales y una sala domotizada.