Mientras pasan los días, Maximiliano Molina sigue evolucionando rodeado de la familia luego de recibir el tan esperado trasplante de corazón. Ahora, a 2 días de la intervención, su mamá le pidió a la gente que siga rezando.

“Maximiliano está dolorido. Seguimos en terapia. Los médicos están contentos. Es un corazón sano, fuerte y bendecido”, aseguró María Paula Agliozzo en su cuenta de Facebook.

Y pidió: “Sigamos rezando por su recuperación y por la familia donante. Abrazo apretado”.