Thiago (3) y Dilan Olivera Sánchez (2), los hermanitos que quedaron huérfanos tras la tragedia en Horcones, Mendoza, siguen evolucionando. Si bien aún están internados, desde Salud Pública dijeron que dejaron la Terapia intensiva, que están en buen estado clínico y emocional y que sólo les falta la recuperación traumatológica por los golpes.

‘Están abordados clínicamente y hasta a la familia se le está brindando contención con especialistas‘, dijo Matías Espejo, a cargo de Medicina Preventiva del Ministerio.

El médico contó que la familia, tanto materna como paterna, está colaborando mucho en la recuperación y que aún no hablaron sobre quién que se hará cargo de ellos, pues están puestas todas las energías en que los chicos estén en perfectas condiciones. Espejo también dijo que Liam Maldonado, el otro nene que también fue víctima del accidente y que perdió a su mamá, sigue en Mendoza y se recupera bien (ver aparte).

A una semana de que los menores llegaron a San Juan, la familia sigue presente de manera incondicional. Si bien ellos no hablaron con los medios, por recomendación de los especialistas, Espejo contó que con ayuda de los trabajadores sociales se organizaron en turnos para que en todo momento los hermanitos estén contenidos por sus familiares. ‘Ambas partes de la familia están presentes.

Ellos también están recibiendo contención. Esto es un duelo muy duro y si bien los niños sienten cierta angustia por la pérdida de sus padres, no se detectó ningún signo de alerta en su comportamiento y la evolución sigue normalmente‘, explicó. De hecho, en las redes sociales de sus familiares comentaron que Dilan ya pasea por los pasillos del hospital, pues desde su llegada a San Juan se puede movilizar por sus propios medios.

Thiago sufrió traumatismo de cráneo moderado con fractura parietal, fractura en la zona del codo, fractura de platillo tibial en los dos miembros inferiores y múltiples escoriaciones. Lo intervinieron quirúrgicamente, estuvo en Terapia intensiva y luego a internación común. Dilan, por su parte, presentó traumatismo de cráneo moderado, derrame de pericárdico y múltiples escoriaciones.

Los chicos quedaron huérfanos tras el terrible vuelco del micro chileno ’Turbus’ en la zona de Horcones, en la cordillera mendocina, que dejó un saldo de 19 personas fallecidas. Este accidente ocurrió el 18 de febrero pasado y entre los muertos estuvieron Roberto Víctor Olivera (35) y María Fernanda Sánchez (24), papás de los hermanitos, y Eliana Oro (27), esposa de Jorge Maldonado que también sobrevivió.

 

El traslado de los chicos
 


Hace una semana la noticia del traslado de los hermanitos Olivera alegró a su familia y a los sanjuaninos. Es que tras el trágico accidente los niños de 2 y 4 años permanecieron internados en el hospital Notti, de Mendoza. Los chicos fueros trasladados hacia San Juan en una ambulancia y estuvieron acompañados por sus familiares.

Ese día, en el hospital Rawson hubo escenas muy emotivas al arribo los ya que muchos integrantes de la familia los vieron por primera vez, tras el vuelco, en esa zona. No faltaron las lágrimas y las sonrisas.

Ese mismo día por las redes sociales sus familiares agradecieron a los médicos del hospital Notti y a todas las personas que los ayudaron.

 

“Es un caso especial”


Marcelo Bartolomé - Director de la Niñez
 

‘El tema de quién se queda con los chicos en estos casos, suele resolverse en común acuerdo por la familia. No es un caso donde necesariamente intervenga la Dirección de Niñez, es un caso especial.

No se trata de un caso en el que aparecen intereses contradictorios de la familia, como cuando hay violencia, abandono o abusos. Es una situación totalmente diferente que abordará un Juzgado de Familia.

El hecho de que en un accidente hayan fallecido los papás nos obliga a actuar. De hecho estamos a disposición, tuvimos contacto con familiares, pero la definición de con quién deberían estar los niños es un tema que debe resolver la familia y la Justicia de familia. Esto, a menos de que haya un conflicto de intereses de algunos familiares‘.


Liam también mejora

Liam Maldonado, el otro niño que estuvo durante el accidente y que perdió a su mamá, se recupera favorablemente. Sigue en Mendoza, pero Matías Espejo, el médico sanjuanino, dijo que le comentaron que está totalmente compensado y también está recibiendo asistencia de parte de Salud Mental. Está con su papá.