Los mejores. El certamen se realizó ayer y concluirá hoy cerca del mediodía. De la selección saldrá el ovejero campeón, es decir, el mejor de su especie. La actividad comenzará a las 9.

 

Evalúan el color del pelaje, la angulación de sus patas, su desplazamiento, su porte y su resistencia. Tras varias horas observarlos, los jueces deciden cuál es el mejor exponente. Todo esto es lo que se vive desde ayer en el Jockey Club donde se realiza la final del Campeonato Argentino y la final del Torneo Cuyano del Perro Ovejero Alemán. Un encuentro que empezó ayer y terminará hoy. Es por eso que en la provincia están reunidos los mejores exponentes de esta raza del país. Esta es la primera vez que en San Juan se realiza la final de un campeonato tan importante.

La actividad comenzó bien temprano y reunió a más de 219 perros de esta raza y que llegaron de 22 puntos distintos del país. Los mejores criadores argentinos llegaron con la esperanza de llevarse un trofeo y así continuar mejorando la raza. Así fue que estos perros fuertes, obedientes, trabajadores, de pelaje llamativo y además buenos para la defensa, llamaron la atención de todos. Fue una jornada llena de entusiasmo y de encuentro de amigos y familias, algo que promete repetirse hoy.

Esta vez, los perros fueron los que invadieron el Jockey Club, donde los protagonistas suelen ser los caballos. Hubo canes por doquier. Atados a los árboles, a los arcos de las canchas, en caniles y a los pies de sus dueños. Todos esperando el turno de ser evaluados por los jueces más reconocidos del país.

Como la cuestión estética, además de la estructural, es muy importante para esta clase de certámenes, fue usual ver a los dueños bañando a sus perros y hasta secándoles el pelo. También hubo niños que cuidaban a los animales y adultos que les daban de beber luego de cada recorrido por la pista para que fueran puntuados.

Así fue que el Jockey Club se invadió de ladridos, de sonidos de juguetes para perro y de silbatos. La gente se dispuso alrededor del predio repleto de césped y como fueron tantas horas de certamen (comenzó a las 9 y terminó cerca de las 18), no faltó el mate y el asado. Aunque también hubo puestos de comida rápida.

Los gazebos rodearon también el predio y no sólo sirvieron para proteger del sol a las personas. Allí encontraron descanso reparador los perros donde pudieron alimentarse y tomar agua luego de las evaluaciones. En el centro del predio, se dispusieron los jueces y allí también estaban los trofeos que fueron entregando a los ganadores de las distintas categorías evaluadas.

Además de realizarse la fecha final del certamen nacional, del que saldrá el mejor perro del país, también se está llevando a cabo la última fecha del Torneo Cuyano. Las finales de ambas fechas se realizarán hoy.

 

Las postales

La belleza, la clave
Una de las postales más vistas ayer en el Jockey Club fue a las personas que bañaban a sus perros. Lo hicieron antes de ingresar al predio para ser evaluados. El pelaje también es puntuado en el certamen.
Criadores de todas partes
Este fue el encuentro más importante del año del torneo nacional. Es por eso que llegaron criadores de distintos puntos del país. Fue el caso de los pampeanos que hasta lucieron la misma remera roja.

 

Como un salón de estética
Cada rincón del Jockey Club se convirtió en un recinto de belleza donde los propietarios de los perros aprovecharon para embellecerlos. Además de bañarlos también les secaban el pelaje para que brillara más.
Un handler en miniatura
Nicolás Aguilar estuvo en el certamen y le tocó llevar a un ovejero alemán (a estas personas se les llama handler). Tiene 11 años y empezó a los 5. El niño sabe tanto de perros como los mejores criadores.

 

Las claves

 

1- El ovejero alemán es una raza oriunda de Alemania que data de fines del 1800. Se trata de un can que presenta una gran capacidad de aprendizaje y de trabajo. Fueron perros desarrollados originalmente para reunir y vigilar ovejas. Son muy usados como perros guías.
 


2- Según contaron los criadores, para que un perro de esta raza pueda llegar a participar de certámenes tiene que ser entrenado. Los más chicos requieren una preparación de al menos tres veces por semana al menos 15 minutos por entrenamiento. Esto va en aumento según la edad por la musculatura.
 


3- Las categorías que participan del certamen nacional están divididas por el pelaje (corto o largo), por la edad del animal y por el sexo. La sexta categoría pertenece a los perros más jóvenes, mientras que la primera es la de los seleccionados, es decir los mayores de 24 meses que deben pasar la prueba de coraje y disciplina.
 

4- Hay tres asociaciones de criadores de ovejero alemán en San Juan. Están muy bien catalogadas a nivel nacional. Esto hizo que la provincia fuese seleccionada para realizar varias fechas del torneo. Las asociaciones que hay son la Agrupación El Médano, Jóvenes Ovejeristas Sanjuaninos y Ovejeristas Sanjuaninos.
 

Un trote para evaluar. En cada categoría, los animales son evaluados primero de manera individual, pero luego se los observa en el conjunto