Una de las críticas históricas que a lo largo de sus 76 años recibió la Unión Argentina de Asociaciones de Ingenieros, es que normalmente la conducción quedaba en manos de representantes de centros de Buenos Aires o Capital Federal y en su defecto, bajo la tutela de otras provincias ‘fuertes’ del país, como Córdoba o Santa Fe. ‘Tiene una gran importancia que San Juan esté al mando, porque lo entendemos como un reconocimiento’, destacó Carlos Cardozo.