En la recta final. Ayer comenzó la última etapa del armado y ensamble del puente peatonal que unirá la Plaza del Bicentenario y el Centro Cívico. Esta noche quedará completamente instalado.

 

 

Desde las primeras horas del sábado pasado cautivó la admiración tanto de la gente que pasaba por el lugar como la de los propios obreros encargados de la obra. Ellos fueron precisamente los protagonistas del gran desafío: armar y ensamblar un puente peatonal de acero que pesa 100 toneladas. Es el que unirá el Centro Cívico con la Plaza del Bicentenario y que esta noche quedará totalmente instalado en la intersección de calles Las Heras y Avenida Ignacio de la Roza. Los operarios trabajaron por más de 30 horas para concretar esta etapa de la obra. A partir de mañana quedará liberado el tránsito en esta zona y los vehículos podrán circular por debajo de esta megaestructura.

La vista es imponente. Y resulta difícil imaginar el trabajo que llevó su armado y ensamble. Incluso los obreros dijeron que cada instancia fue dificultosa de concretar, por el esfuerzo y sincronización que requirió. "Costó todo el trabajo, aunque lo más difícil fue ordenar las cientos de piezas para armar cada parte del puente sin equivocarse ni perder tiempo. Por eso trabajamos 8 horas diarias desde el sábado pasado y hasta mañana -por hoy- para poder concretarlo", dijo Carlos Rojas, uno de los obreros.

Tras el trabajo minucioso del armado de las partes comenzó la etapa de mayor esfuerzo para que el puente fuera tomando forma.

 

 

>Paso a paso

 

  • Gran parte de la estructura del puente se realizó en el predio industrial de Albardón. Para transportarlo hasta el lugar de instalación debió ser separado en 4 módulos. El traslado fue en grandes camiones.

 

  • Se recurrió al uso de grúas para comenzar a armar las estructuras principales. Esta tarea consistió en adosar a los caños mayores los de menor diámetro, lo que requirió mucha precisión para un ensamble perfecto.

 

  • Primero se instaló una de las partes principales del puente sobre la vereda Sur de la Avenida Central, y luego se colocó la otra estructura en la vereda Norte. Sólo faltó instalar la parte del medio para unir ambas.

 

  • Los obreros comenzaron a soldar cada unión de la estructura en las alturas. Para ello fueron levantados en jaulas con ayuda de una grúa. Esta fue la tarea previa a poder realizar el ensamble final del puente.

 

 

Con la ayuda de grúas fueron colocando las partes principales a ambos lados de la Avenida Central para comenzar con la primera etapa del ensamble. Esta tarea fue una de las más cautivantes para la gente que se acercó al lugar, atraída por la escena. Dos grúas estacionadas en medio de la avenida fueron las encargadas de elevar las jaulas de hierro con los obreros que soldaron en las alturas las uniones de los caños. Tarea que, por su complejidad, continuarán hoy para dejar todo listo para ensamblar la parte central del puente a las dos laterales.

 

Según fuentes oficiales, esta noche el puente quedará completamente ensamblado y en altura. 

 

Tras esta etapa comenzarán los trabajos finales para poder inaugurar la obra y que consisten en la colocación del piso de madera y de las barandas metálicas, como la instalación del sistema de iluminación. Según los cálculos oficiales, en octubre el puente quedará listo para su inauguración.

 

Esta megaestructura tendrá 60 metros de largo, por 6,5 de ancho y una altura de 7,5 metros, a los que se sumarán los 6 de flecha con el pavimento. Por debajo de este puente podrán transitar vehículos de todo tipo, hasta colectivos de doble piso.

 


>>El primero de cuatro

 


Este puente peatonal, que unirá la Plaza del Bicentenario y el Centro Cívico y que le dará una nueva fisonomía a la zona, será el primero de 4 proyectados, cuya finalidad es integrar edificios y espacios verdes. Los otros se instalarán para vincular el Parque de Mayo con el Centro Cívico, con el Auditorio Juan Victoria y con el Museo de Ciencias Naturales.