Problema que crece. Los vecinos del Barrio AOMA SUTEDYC afirmaron que ya pidieron que mejoraran el servicio del 13, cuando la frecuencia era de casi 2 horas, ya que solamente una unidad realizaba el recorrido. Hoy el colectivo pasa apenas dos veces al día y temen que en algún momento directamente desaparezca.

 

Ni el comienzo de clases significó una mejora en el servicio de transporte público de la línea de colectivos identificada con el "13", que es la única opción para los usuarios de zona de Santa Lucía que comprende la calles Roque Saenz Peña, Balcarce, San Lorenzo y San Juan. Y perdura que solamente dos veces al día, antes de las 7 y cerca de las 21, cumpla con el recorrido por la Roque Sáenz Peña.

Entonces, deben caminar hasta la Avenida Libertador General San Martín, donde pueden utilizar el servicio de la Línea 12. Y las quejas aumentan porque además que algunos usuarios deben caminar más de 1,5 kilómetros para tomar el colectivo que pasa por la Libertador, se enfrentan a otros riesgos como ir por calles sin vereda o ser víctimas de robos y arrebatos.

Ya sea por barrios del IPV o loteos particulares, la zona se está poblando a gran ritmo. Entre otros están afectados por la casi nula frecuencia del colectivo habitantes de los barrios AOMA-SUTEDYC, Complejos 1 y 5, Landa, Libertador 4 y 2, Tomas Edison, Colonia Richet y Zapata y el asentamiento Pedro Echagüe.

 

 

 

Un grupo de vecinos de AOMA-SUTEDYC expuso los inconvenientes. "Nos dijeron que el colectivo pasa solamente antes de las 7 de la mañana y al final, a las 21, por lo que están instalando las cloacas en la calle Balcarce. A las 7, cuando empiezan los obreros, ya no pasa más el colectivo", afirmó Claudio Fernández, uno de los damnificados.

Los vecinos dicen sentirse hasta desconcertados porque ya iniciaron reclamos el año pasado, cuando el colectivo tenía una frecuencia de casi 2 horas entre un servicio y otro, debido a que solamente una unidad realizaba el recorrido. Sandra Páez indicó que "siempre tuvimos problemas. Por ejemplo, nunca pasó el colectivo los domingos y feriados".

La situación empeoró con la obra en ejecución y temen que cuando se extienda la instalación de las cloacas ya directamente desaparecerá el servicio.

Los vecinos afirmaron que ya fueron a hablar con los dueños de la empresa. Que los recibieron, escucharon sus reclamos y les dijeron que buscarían una solución, que todavía están esperando.

Agregaron que también elevaron un reclamo a la Dirección de Tránsito y Transporte de la Provincia y aguardan que desde ahí pueda salir una solución.

Mientras tanto, quienes deben ir al centro y deben recurrir al transporte público, deben caminar hasta Libertador y recurrir al 12, que pertenece a la misma empresa que el 13.

Marta Maggio contó su situación: "Mis hijos van a la EPET 5 y caminan más de 1,5 kilómetros para tomar el colectivo. Ahora el clima no es tan duro, pero cuando teníamos que ir en la siesta en el verano era terrible, como será dentro de poco el frío de la noche".

Jésica Sosa se sumó a describir los contratiempos. "No es seguro caminar por la Roque Sáenz Peña porque no hay urbanización. Y hay gente que sufrió robos cuando caminaban por la San Juan".