La pasión que despierta el fútbol no sabe de límites de sensatez porque cuando Desamparados luchaba para poder ganar tras el empate de Belgrano, los propios hinchas puyutanos se encargaron de quitarle ritmo cuando decidieron tirar pirotecnia al campo de juego. Increíble.