En acción. Los hisopadores tratan de convencer a los niños con regalos y hasta en ocasiones los papás ayudan a sostener a los pequeños antes del hisopado para poder obtener la muestra.

Nervios, miedo al momento del hisopado y ansiedad por el resultado son algunas de las cosas que la mayoría de las personas sienten. Todo eso se multiplica cuando los pacientes son niños. Es por esto que los hisopadores de Infinito por Descubrir (IxD), que es el centro de testeo destinado a niños y embarazadas, se llenan de paciencia a la hora de hisopar a los más pequeños. Este centro de testeo funciona desde ayer para estos dos grupos.

Durante la primera jornada de hisopados a niños en el IxD, la mañana fue movida. Hubo pequeños de 2 años, que fueron los que más trabajo dieron, y chicos de hasta 12 años. "Me da un poco de miedo, pero mi mamá me dijo que me quede quieto para saber si la tos que tengo es o no por el covid", dijo Lautaron Novoa, de 7 años. Después de él y con los ojos rojos de tanto llorar por el miedo que sentía, Luz Sirerol, de 6 años, contó que estaba bien porque no le había dolido tanto y porque le habían regalado unos chupetines. Es que, en el centro de testeo para niños, los profesionales que están a cargo buscan la manera más adecuada para brindarles tranquilidad a los chicos.

Es por esto que en algunas ocasiones se ponen peluca de payaso, en otras regalan caramelos y chupetines y siempre hablan con mucho amor a los niños para convencerlos de que se queden quietos, que traten de no llorar y sobre todo que no sientan miedo. Según las hisopadoras, la mayoría de las veces esa charla da buenos resultados, pero en otros momentos hasta necesitan de la ayuda de los papás para poder sostener a los niños, para que las dejen hacer la muestra para saber si tienen o no el virus. "Los más chiquitos son los que más lloran. Entendemos que es molesto, pero les hacemos el hisopado nasal, que entra sólo a la primera parte de la nariz. No es tan molesto como el nasofaríngeo -con el que se hace las PCR-, pero creemos que también les da miedo vernos tan vestidos con los elementos de protección", dijo Celeste Castro, una de las hisopadoras que comentó que se tardan hasta tres veces más que con los adultos porque buscan la forma de que los chicos no se sientan intimidados por la situación. "Es una tarea difícil, pero la hacemos con gusto y buscamos todas las formas de que no sufran", agregó y comentó que además de la paciencia, otra estrategia que tienen para hacer más amena la espera del turno para el hisopado o la del resultado, es invitar a los chicos a que jueguen o hagan dibujos en unas mesitas acondicionadas especialmente para ellos.

Prioridad

El centro de testos del IxD tiene un equipo capacitado para hisopar a las embarazadas y menores desde los 6 meses hasta los 15 años. En este lugar, también hisopan a otras personas, pero estos dos grupos tienen prioridad.


Requisitos

Este centro de testeo funciona de lunes a viernes de 8 a 14 y está ubicado en calle Las Heras esquina Alberdi, Capital. Los requisitos para los hisopados son asistir con síntomas compatibles con covid-19, llevar DNI y respetar las medidas de prevención.