En general. La falta de comprensión de texto es la principal falla que presentan quienes aspiran a ser agentes de la Policía o que ya están cursando alguna carrera en la Escuela de Seguridad de la Universidad Católica de Cuyo.

 

 

No comprender lo que se lee es uno de los principales problemas que enfrentan quienes quieren ingresar como agentes en la Policía de San Juan. Según los datos que reveló el Ministerio de Gobierno, menos de la mitad de los aspirantes aprueba el examen de admisión en primera instancia y sin tener que recuperar, demostrando un bajo nivel académico. Esto se debe a la incapacidad de interpretar los textos. Ante esta situación, Carlos Fleury, director de la Escuela de Seguridad de la Universidad Católica de Cuyo, dijo que a partir del mes que viene se dictarán talleres extraescolares de lectura y comprensión.

Este año, unas 1.400 personas participaron del examen básico de ingreso a las carreras de la Policía y 1.100 lo aprobaron. Del total de aprobados, 550 son aspirantes a agentes y sólo 220 de ellos aprobaron el examen de Lengua, Historia, Geografía y Ética en primera instancia. El resto tuvo que ir al recuperatorio. Esta situación provocó malestar en el Gobierno desde donde analizan eliminar los recuperatorios. "El nivel académico de los ingresantes es muy bajo. Lo peor es que quieren ingresar a la Policía a como dé lugar y piden recuperatorio de recuperatorio. Estamos analizando eliminar la instancia recuperatoria o dar una sola oportunidad de recuperar, pero en ocasiones especiales", dijo Emilio Baistrocchi, ministro de Gobierno.

Por su parte, Carlos Fleury dijo que la principal falla tanto de los ingresantes como de quienes ya cursan las diferentes carreras de Seguridad es la falta de comprensión de texto. Dijo que no es que los alumnos no estudien, sino que muchas veces no entienden la consigna dada y por lo tanto no pueden responderla correctamente. Agregó que esta situación se da en todas las asignaturas que cursan y no sólo en Lengua. "Esta falta de comprensión de texto y la consecuente incapacidad de realizar un análisis de lo leído hace que se retrase el dictado de los contenidos. Todos los estudiantes pasan por esta situación que es preocupante y que arrastran desde el secundario. Nosotros, además de considerarlo un problema, lo hemos tomado como un desafío y ya estamos trabajando para superarlo", dijo Fleury.

El hombre agregó que desde el mes que vienen se comenzarán a dictar talleres de lectura y de comprensión de texto, fuera del horario de clase, para todos los alumnos de las carreras de Seguridad.

Propuesta que cuenta con el aval de los estudiantes.

Alfredo Vera, director de Educación Secundaria del Ministerio de Educación, también dijo que se está trabajando para que los estudiantes superen esta problemática. Agregó que desde el 2016, en el marco del Plan Provincial de Educación, se está capacitando a los docentes para que apliquen nuevas técnicas en el dictado de los contenidos, haciendo hincapié en la comprensión de texto. La idea es que los chicos aprendan a comprenderlos y a aplicarlos para solucionar situaciones de la vida cotidiana. "Ya hemos tenidos algunos resultados positivos con esta nueva metodología de enseñanza. En la evaluación Aprender 2017, los alumnos secundarios sacaron mejor puntaje en algunas asignaturas con respecto a la evaluación anterior. Somos optimistas en cuanto a que los resultados seguirán mejorando", dijo el funcionario.

Antes de realizar al curso básico de ingreso a la Policía, los aspirantes a agentes deben aprobar otras instancias evaluativas y eliminatorias como la cartilla sanitaria donde se especifica su aptitud para la carrera, un examen de cultura general, una instancia de preparación física y una etapa de instrucción militar, entre otras.

 

>> La experiencia de 3 ingresantes

 

"Los profesores explican bien"

 

 

Facundo Díaz, de 17 años, tenía la lógica curiosidad hacia lo que se enfrentaba, tras haber concluido su etapa de estudiante en la secundaria.

En su primer intento, ingresó a la carrera que escogió y hoy reconoce que "una vez que lo viví al cursillo es otra cosa, está bueno".

Afirmó que "los profesores explicaron cada tema de la mejor manera que pudiéramos ir entendiendo. Eso no pasó con todos los profesores en la secundaria, pero tanto en el cursillo como ahora en las materias nunca tuvimos ese problema".

Facundo señaló que "fueron muy pocos los temas nuevos, la mayoría ya los vimos en la secundaria".

"¿Cuál fue la razón por la que logré aprobar en la primera instancia el cursillo? Dedicarle realmente tiempo al estudio. La preparación en el cursillo fue buena, simplemente hay que organizarse para tener tiempo para estudiar", redondeó el aspirante.

 

La clave, el cuadernillo

 

 

Gastón Loyola, de 22 años, estudió un tiempo auxiliar de farmacia hasta que el año pasado decidió que lo mejor para su vida iba a ser estudiar en la escuela de policía.

Decidido a que el cambio de rumbo en sus estudios no lo terminara perjudicando en un estancamiento, apostó a que pondría todo lo mejor de sí desde el principio para evitar situaciones que minaran su confianza.

"Cuando decidí que empezaba a estudiar esta carrera, compré el cuadernillo en diciembre y lo empecé a estudiar inmediatamente. En el cursillo de ingreso fui sacando las dudas que iba teniendo", afirmó Gastón.

"Cuando veía que un tema era más complicado de lo que esperaba, en el curso me sentaba bien adelante para que no me distrajera por nada", confesó con una sonrisa.

"Para aprobar simplemente hay que estudiar, esa fue mi experiencia. De las materias, Ética fue la que más me costó, porque no la había estudiado antes. Pero pude ir aclarando las dudas sin problemas", concluyó.

 

"Vimos los temas en la secundaria"

 

 

Evelin Fernández tiene 19 años y haber aprobado en la primer instancia el cursillo de ingreso fue una señal de que el esfuerzo que debe realizar para cursar la carrera que eligió para su vida profesional no es en vano.

Evelin vive en Caucete y afirma que todas las mañanas, un poco después de las 4, debe estar en pie para contar con el tiempo suficiente que le demandan los traslados, el cursado y el estudio fuera del aula.

"Al principio del cursado tenía miedo si realmente podía aprobar porque vi que eran pesadas las materias. Pero eso fue cambiando al comprobar que con poner ganas y esfuerzo era suficiente para seguir adelante. Ahora puedo decir que el cursillo fue fácil, con sus cuatro materias, porque obtuve un buen promedio en la primera instancia", afirmó la estudiante.

Evelin agregó otro dato: "También fui tomando confianza porque, en general, vimos temas que ya habíamos estudiado en la secundaria".

 

 

#Atención Queremos que no te pierdas nuestras noticias. Mirá este video y seguí las instrucciones

#Atención #FacebookQueremos que no te pierdas nuestras noticias. Mirá este video y seguí las instrucciones

Publicado por Diario de Cuyo en martes, 10 de abril de 2018