Lo que era un viaje más a bordo de la línea 7, de la empresa La Marina, terminó  de la peor manera para una pasajera de 64 años.  

 

Es que según relató el hijo de Juana Vera, el conductor del interno 19  realizó una maniobra brusca al llegar a un semáforo en rojo y ocasionó  que la mujer cayera  del colectivo en plena Libertador y Rioja, en Capital.

 

Varios pasajeros increparon al conductor por entender que circulaba a alta velocidad y decidieron llamar a una ambulancia para atender a la mujer. Vera fue atendida en el Servicio de Urgencia del Hospital Rawson  por una fractura en su tabique. Debió recibir varios puntos de suturura.