- Una de las mayores sorpresas de la Presidenta la dio al enviar un duro mensaje al sindicalismo que, ante la ausencia del líder de la CGT, Hugo Moyano -cada vez más enfrentado al Gobierno-, estuvo representado por los dirigentes cegetistas Omar Viviani, José Luis Lingieri, Antonio Caló y Juan Carlos Schmid.

Cristina cuestionó al mismísimo Juan Domingo Perón, al señalar que ‘a nosotros nos critican pero los que reivindican a Perón‘ recordó, ‘con él no había derecho a huelga‘. En ese marco, advirtió a los dirigentes sindicales que su gobierno no permitirá ‘ni chantaje ni extorsiones‘ con huelgas.

- Para la mandataria. ‘Los derechos humanos, de los cuales me enorgullezco de ser la Presidenta líder en materia global, pudieron ser rescatados por la voluntad de ese hombre (Néstor Kirchner) del Parlamento y de los Tribunales de Justicia para el fin de la impunidad".

"En una frase de asunción de 2007, yo decía sobre los juicios por derechos humanos que esperaba que en esos cuatro años que iniciaba puedan ser terminados‘.

‘Si bien se registra un gran avance en los mismos, lo único que sueño y pido a la justicia es que el próximo Presidente en 2015 no tenga que volver a pronunciar esta frase y hayamos dado vuelta definitivamente una página tan trágica de nuestra historia".

- En otro tramo de su discurso, la mandataria pidió "a todos los sectores, que no escupamos al cielo, porque no es buen método y nunca nos ha dado resultado. Recordemos que pequeños empresarios se convirtieron en medianos y los grandes se cansaron de ganar dinero. No me quejo de los que ganan dinero, les pido la contribución sensata e inteligente, de seguir colaborando con un modelo virtuoso", añadió.

-Además, Cristina llamó a no guiarse por "la cantidad sino la calidad" de las leyes aprobadas. Dijo que el Congreso en sus primeros cuatro años de gobierno fue el que menos leyes aprobó pero "con que sean estas tres bastaba: ley de Servicios de Comunicación Audiovisuales, la de recuperación de las AFJP y la de movilidad jubilatoria".