Según explicó el administrador de Aduana, Juan Carlos Benítez,  sólo pueden ingresar al país aquellos elementos  que sean incluidos en el concepto de equipaje.  Es decir,  “aquellos efectos nuevos o usados que un viajero, en consideración a las circunstancias de su viaje, pudiere destinar para su uso o consumo personal o bien para ser obsequiados, siempre que por su cantidad, naturaleza o variedad no permitieren presumir que se importan o exportan con fines comerciales o industriales”.

 

En pocas palabras, puede ingresar:

 


-    Indumentaria

 


-    Calzado

 


Excepciones

 


El funcionario  aclaró que los grupos familiares pueden adquirir  elementos de electrónica como teléfonos celulares, televisores,  computadoras y electrodomésticos menores (como cuchillo eléctrico, batidora, procesadora, por ejemplo).


En estos casos, los turistas tienen permitido un límite de compra de 150 dólares por persona (siempre mayor de 16 años) y de superar ese monto debe abonar el 50 por ciento de la diferencia.  

 

 

Excluidos:

 


-    Armas de fuego explosivos e inflamables.

 


-    Electrodomésticos de línea blanca

 


-    Muebles

 


-    Colchones

 


-   Mercaderías de importación prohibida por razones de seguridad pública, defensa nacional, salud pública, sanidad animal y vegetal. Como por ejemplo repuestos de automóviles, elementos referidos  a la salud.