Los chicos de la escuela albergue Miguel Cané se sorprendieron con unos 40 centímetros de nieve. Aunque las nevadas son habituales, los alumnos no recuerdan tantas horas de nevadas  en esta época del año.

Se trata de la Quebrada de Bauchazeta, a unos 2.800 metros de altura en plena cordillera iglesiana,  donde 11 chicos asisten a la institución con un régimen de 10 por 5 días.  

La nieve comenzó ayer por la mañana, pero se incrementó durante la noche  y continuó en la mañana de este miércoles. Los pequeños aprovecharon para jugar y hacer muñecos de nieve. 

"Estamos bien calefaccionados y provistos de leña para cuando baje la temperatura, pero mientras tanto estamos disfrutando del hermoso paisaje en pleno septiembre", dijo el maestro de la institución, Javier Ortíz.