Los Estados Unidos resaltaron que los propios "funcionarios" argentinos adjudicaron el crecimiento del comercio de drogas al "éxito de los esfuerzos de lucha contra el narcotráfico en México y Colombia, que obligan a los narcotraficantes a utilizar otras rutas".