Soledad Leiría y Ricardo Arias es una pareja que la pelea día a día con sus 5 hijos, entre 1 y 11 años. Ella es sanjuanina pero estuvo viviendo en Córdoba hasta diciembre que se vinieron a radicar a la provincia. Él atraviesa un cáncer de pulmón que le complica la salud cada vez más. Así y todo sigue trabajando -tiene una pasantía en un municipio- y ella cuida a sus hijos a la espera de conseguir un trabajo.

El 22 de enero pasado, su pequeño monoambiente en el que viven en calle Maipú y Pueyrredón, en Santa Lucía, fue blanco de delincuentes que se llevaron todo. Esa tarde, alrededor de las 14, la mujer salió de urgencia al Hospital Rawson con su marido que no se encontraba bien. Cuando llegaron a las 23 de ese día, cansados, vieron que la puerta estaba forzada y que adentro no había casi nada de sus cosas.

"Se llevaron 2 cuchetas, los colchones, la ropa nuestra y de los niños. Heladera, cocina, mesas, sillas... todo, absolutamente todo, nos dejaron sin nada", contó Soledad. La mujer recibió una ayuda por parte de un organismo del Estado provincial, pero la situación sigue siendo angustiante.

Relató que apenas tiene unos colchones que tiran en el piso para que duerman todos, pero les resulta complicado estar así a casi un mes del robo. Si bien le abre la puerta a la yuda de la gente para cubrir las cosas que le sacaron, Soledad quiere trabajar "de lo que sea".

"Ala tarde mi marido trabaja, y a la mañana él me puede cuidar los niños y yo trabajar. Lo que sea, que me permita recuperarme de la situación y hacer frente a los gastos para comprar lo que nos robaron", apuntó.

Quienes puedan ayudar pueden comunicarse al teléfono 351 2397461.