La agobiante jornada del jueves terminó siendo aún peor para un distribuidor de bebidas del Gran San Juan. Es que esta mañana, cerca de las 10:40, el hombre viajaba en su vieja camioneta tirando de un carro, ambos repletos de cajones de cerveza, con la mala suerte que cuando iba por calle Salta, 100 metros antes de llegar a Benavídez, en Capital, se topó con un pozo que, claramente, no vio y el carro se desestabilizó.

 

Cervezas por el piso

 

Por consecuencia, el cargamento de cerveza terminó en el pavimento, y vidrios rotos por todos lados, lo que obligó a los automovilistas que transitaban por la zona a disminuir la velocidad y no fueron pocos los que lamentaron la pérdida.