Las personas que pasaban por allí no fueron indiferentes a los gritos desesperados del hombre que no podía contener su dolor luego de quedar enganchado con uno de los fierros mal colocados que sobresalen a la superficie de la rotonda ubicada en Central y Alem, y que nunca fueron cortados. 

 

El hecho sucedió esta mañana. El peatón fue trasladado por efectivos de la Comisaría Primera hasta la seccional donde lo socorrieron, aunque no sufrió heridas de consideración.