Que el calor que se sufrió ayer en San Juan rozó lo inhumano, es cierto. Que cualquier forma de aliviarlo es válida, no. La escena se dio antenoche, en la recientemente inaugurada fuente del Teatro del Bicentenario. 

 

Una familia decidió meterse y darse un buen chapuzón, como si estuviera en una pileta. Decenas de personas que se encontraban en el lugar se mostraron indignados ante la situación que suele verse muy seguido también en Plaza 25 de Mayo.

 

Las imágenes no tardaron en viralizarse.