El microcentro sanjuanino inició el día con una postal desconocida, y no solamente por el cielo cubierto, sino también porque un tramo de la Avenida Ignacio de la Roza estuvo completamente desierto. Es que, la Policía cortó 3 cuadras clave de la Central por los preparativos para la largada de la Vuelta a San Juan, que se desarrollará por la tarde.

 

El tramo cortado desde primera hora de la mañana es el comprendido entre calles Catamarca y Mendoza. Personal policial comentó que la situación se mantendría prácticamente durante toda la jornada, debido a que el inicio de la carrera ciclística estaba previsto para las 16.

 

 

La situación generó complicaciones en las arterias aledañas, que se vieron invadidas por los autos que no pudieron transitar por la ancha avenida que cruza el centro de este a oeste y oeste a este.