Esta mañana, un camión cargado de bebidas, pertenecientes a la Distribuidora Ivana, protagonizó un accidente en el que perdió una importante parte del cargamento que transportaba.
 

 

El rodado circulaba por las inmediaciones de calle Lencinas y Gorriti, en Santa Lucía, cuando el pavimento cedió y quedó incrustado en un pozo.
 

En consecuencia, el acoplado del camión se inclinó y desparramó cientos de gaseosas en la calle. Otro camión de la empresa llegó a axiliarlo y llevarse los cajones que quedaron a salvo.