Momentos de incomodidad y enojo vivieron los pasajeros de la línea 70 de la empresa La Marina, debido a que el colectivo en el que viajaban quedó literalmente enterrado en una calle de Capital.


La situación se produjo en calle Las Flores y Octavio Gil, justo antes del canal Benavidez. Según relataron los vecinos, la arteria quedó en mal estado desde que rompieron el pavimento para hacer la obra de cloacas. 

 


Sumado a eso, ayer se rompió un caño y lo repararon, pero no volvieron a compactar bien el terreno, por lo que se hizo un pozo.


El colectivo tuvo el percance pasadas las 19, momento en el que estaba repleto de pasajeros que viajaban hacia el centro. Como consecuencia, la gente tuvo que caminar hasta Benavidez para tomar el micro de la línea 35.