Una presentadora de televisión rusa sufrió un gran susto al ser atacada por un oso vestido de flamenco que esperaba actuar en un show.

 

En las imágenes se puede ver como la conductora del programa “Pro Lubov” (Sobre el amor) intenta acariciar al animal, quien repentinamente se da vuelta y la toma con sus garras.

 

La garra de "Bonya", se enganchó en la blusa de la víctima y la tumbó al suelo. Por fortuna, el domador jaló la correa del animal.

 

La conductora, que resultó ilesa, se retiró del estudio de televisión inmediatamente después de ataque.

 

La organización internacional PETA, Personas por el Trato Ético de los Animales, argumentó que el oso reaccionó de esa manera porque no está en su hábitat natural. Por su parte, el cuidador había advertido que nadie toque al mamífero por seguridad.