El mercado de pases en el receso del fútbol argentino comenzó a moverse hoy con intensidad y esta vez, más que en los jugadores, el eje de la atención pasa por la inestabilidad de varios entrenadores de Primera División.

Rodolfo Arruabarrena trastabilla en Tigre, Diego Cagna lo hace en Newell"s Old Boys (ayer hubo rumores sobre la salida de ambos) y Ricardo La Volpe en Banfield, en lo que son los tres casos de mayores urgencias.

Un paso atrás, por lo que desde afuera se ve como un desgaste en su relación con el plantel, aparece el uruguayo Jorge Da Silva, el "Polilla", entrenador de Godoy Cruz de Mendoza.

Y después, vinculado tanto a los resultados cosechados como a los movimientos políticos internos con las elecciones del fin de semana, aparecen con poco margen de maniobra Diego Simeone en Racing y Néstor Gorosito en Argentinos Juniors.