Los miembros del Centro de Actividades Recreativas del barrio Vivero, de Santa Lucía, estaban terminando los preparativos del chocolate del Día del Niño, que se realizará este sábado, cuando debieron acercarse a la plaza que será sede del evento a mejorar su estado. Es que, según aseguran, esta mañana empleados del municipio llegaron a regar y, aunque les pidieron que no lo hicieran, “inundaron el espacio”.

 

Según relataron, fue un grupo de madres el que se acercó a pedir a solicitar que no llenaran de agua el lugar. Sin embargo, el espacio verde quedó enlagunado.

 

 

Como consecuencia, debieron usar secadores de piso, escobas, palas y tierra para hacer desaparecer los charcos.

 

Luego, solicitaron en las redes: “Al Intendente Orrego: sólo se le pide que no arruine las buenas intenciones de los demás y lo principal, LA ILUSIÓN DE LOS CHICOS!!! No mande a los regantes a inundar la plaza otra vez”.