El paso por la provincia del titular del INV, Guillermo García, dejó mucha tela para cortar. Es que casi como al pasar, dijo -con una sonrisa- que "estamos encontrando sorpresas en el Censo Vitivinícola". Este redactor le consultó a qué "sorpresas" se refería y si bien no quiso brindar mayores detalles, lanzó una especie de "bomba" que seguramente traerá repercusiones en las mesas vitícolas de la región: "Estamos encontrando muchas propiedades no declaradas y viñedos abandonados", atinó a decir el funcionario, quien se escudó en sus "fueros" para aclarar que "todavía no vamos a dar cifras, porque al final no pueden ser representativo".

Lo único que agregó García es que "hay casos de este tipo en San Juan y en la provincia de Mendoza, pero por ahora no vamos a dar mayores detalles". Sin embargo, fuentes confiables dijeron a este diario que en la localidad mendocina de Lavalle es donde se habrían encontrado las irregularidades más importantes.

Estos primeros datos surgieron de lo que arrojó hasta el momento el Censo Vitivinícola, donde ya se recogieron datos del 30% de las viñas de todo el país y que esperan tener listo para abril, aunque luego vendrá una etapa de procesamiento de datos que ocupará al menos 2 meses más.