Reparación. Para reactivar el riego por acequia los municipios deberán rehacer las que están destruidas o que no cumplen con las condiciones para garantizar
que el agua llegue debidamente a la raíz del árbol.


Ya no será extraño ver correr el agua por las acequias que pasan por frente de la casa. Nuevamente se volverá a usar este sistema para regar el arbolado público, luego de que buena parte estuviera fuera de servicio desde hace unos 10 años por falta de mantenimiento y por la sequía que afectó a la provincia. La medida será posible por una simple, pero poderosa razón: hay agua suficiente.

Así lo adelantó Héctor Bustamante, director de Arbolado Público, dependiente de la Secretaría de Ambiente, quien agregó que la medida se aplicará primero en el Gran San Juan, donde se registra la mayor problemática de arboleda seca, y luego será extensible a toda la provincia. Según sus cálculos, en septiembre ya estaría habilitado este sistema en algunos sectores. Al mismo tiempo, queda en stand by el proyecto de la gestión anterior de instalar riego por goteo para regar los árboles de la vía pública en el Gran San Juan.

La sequía en la provincia afectó directamente el riego. En un plan de emergencia por esta situación se restringió el uso del agua para regarlos, porque se destinó principalmente al uso en plantaciones agrícolas. Fue entonces que los municipios tuvieron que asumir el riego con la utilización de camiones tanques, especialmente en las plazas, o mediante la instalación de aspersores, que no fue suficiente.

 

Descentralización

Los municipios de Sarmiento, Caucete, 9 de Julio, Angaco, Jáchal, Iglesia, Valle Fértil, Calingasta, Capital, Rivadavia y Albardón ya cuentan con su propia área de Arbolado Público.
Están a cargo de un equipo técnico integrado por entendidos en el tema ambiental. Esto le permite a la Dirección de Arbolado Público de la Secretaría de Ambiente descentralizar el trabajo y el mantenimiento del arbolado.



La escasez de agua fue el origen de la principal problemática que afectó al arbolado de calles y espacios verdes, que aún sufre las consecuencias. ’La problemática actual del arbolado público es múltiple, pero el principal problema es la falta de riego. En la última reunión del Consejo Provincial del Arbolado Publico, Héctor Jiménez, inspector de Hidráulica, nos dio la buena noticia de que tenemos tres diques con buena cota lo que garantiza el agua suficiente para distribuir por acequias y regar los árboles nuevamente mediante este sistema. Ya comenzamos a trabajar para implementarlo en algunos sectores del Gran San Juan’, dijo Bustamante.

Reactivar esta forma de riego no será sencillo, pero por una cuestión de infraestructura. En muchos barrios se taparon o borraron las acequias y será necesario reabrirlas. En algunas zonas también desaparecieron las tomas y desembocaduras que completan el circuito del agua y habrá que reconstruirlas. A esto se suma que muchas tazas de árboles fueron mal construidas y entorpecen que el agua llegue a la raíz del árbol, y habrá que rehacerlas. ’Los municipios están comprometidos en trabajar para recuperar las acequias porque también les implica un ahorro.

Actualmente gastan en combustible para los camiones tanques que usan para regar el arbolado o en la implementación de riego por aspersión en las plazas. En Rawson y Chimbas ya están haciendo un relevamiento por los barrios para ver en qué estado se encuentran las acequias. Creo que en septiembre ya vamos a estar en condiciones de reactivar este tipo de riego en algunos sectores’, agregó Bustamante.

 

Reforestación

30 mil es la cantidad de especies que este año se destinaron al Plan Provincial de Reforestación. Cualquier institución puede presentar un proyecto de reforestación y recibir los árboles para concretarlo.



En el 2014 el Gobierno anunció un proyecto de riego de goteo para el arbolado público del Gran San Juan y Pocito. Al año siguiente se dijo que se haría una prueba piloto e incluso se llamó a licitación, pero hasta ahora no se aplicó. Bustamante dijo que este proyecto no pertenece a la Secretaría de Ambiente, repartición que sólo brindó asesoramiento. ’Creo que esta obra corresponde a Infraestructura. Lo que hicimos nosotros fue dar una opinión técnica sobre si este tipo de riego es efectivo para el arbolado ya existente. Puede resultar insuficiente sobre todo en zonas urbanas donde el suelo tiene una mayor compactación y poca absorción. De todos modos el riego por goteo puede ser un buen complemento del por acequia’, agregó Bustamante.

Este diario se comunicó con el ministro de Infraestructura, Julio Ortiz Andino, para conocer el estado de este proyecto y respondió que no tenía ’ni idea’. Sugirió que se le consultara a Edgardo Guerci, de la Secretaría del Agua, quien no contestó los llamados.

 

Basureros. En la mayoría de los barrios del Gran San Juan, como en Rawson
(foto), las acequias sólo se usan como depósito de basura.

 

Otros problemas de los árboles

En acción. En el Gran San Juan se realiza un relevamiento del arbolado.


El Consejo Provincial del Arbolado Público encaró un relevamiento del arbolado en diferentes departamentos para determinar su estado y los problemas que enfrenta para poder desarrollar medidas de solución. Parte de este trabajo se está realizando mediante el uso de nuevas tecnologías. ‘Estamos utilizando una aplicación telefónica para este relevamiento. El agente ambientalista le toma con el celular una foto al árbol y carga sus datos (edad, especie, tamaño, estado, etc.) y la aplicación inmediatamente lo ubica en un mapa y origina un documento de archivo. Esto nos va a permitir hacer un censo con datos certeros del arbolado’, dijo Bustamante.

De acuerdo a los primeros datos se determinó algunos problemas puntuales en los árboles en distintas comunas.
Caucete. Muchas especies, principalmente las moras, están afectadas por una peste ocasionada por un pulgón. Se les está realizando un tratamiento que consiste en la aplicación de un producto alrededor del tronco. Este producto fue desarrollado en los laboratorios de la UNSJ donde también se determinó la dosis justa para aplicar.

Santa Lucía. Cuenta con una arboleda envejecida y seca. Se está realizando un relevamiento y colocando una ’E’ en los troncos de los árboles que se deben erradicar y reemplazar, tarea que hará el municipio.

Chimbas. El principal problema del arbolado público en este departamento es la poda excesiva y mal realizada que ocasiona el deterioro de las especies. En esta comuna se está realizando un mayor control de poda. 

Albardón. Además de la poda excesiva el arbolado se ve afectado por la cobertura de los troncos con pintura blanca. Esto les tapa los poros, generando dificultad para respirar y para desarrollar la fotosíntesis.

 

Tazas ideales


Diámetro

El diámetro del pozo de la taza donde se plantará el árbol debe ser lo suficientemente amplio para el normal desarrollo del tronco. Depende de las características de la especie a plantar. Debe cavarse a nivel del fondo de la acequia.


Dimensiones

La taza del árbol, cuando se trata de una acequia impermeabilizada, debe tener un metro de ancho y uno de largo, y 80 centímetros de profundidad, en el espacio comprendido desde el nivel de la vereda hasta el fondo de la acequia.


Absorción

Todo la dimensión de la taza debe ser de tierra, sin la colocación de cemento en ninguna de sus partes. Sólo la tapa puede ser de hormigón. La zona del frente de la taza debe permanecer libre de hormigón para que la raíz del árbol absorba el agua.


Asesoramiento

Si el frentista es quien va a impermeabilizar el sector de la acequia frente a su casa, puede asesorarse sobre la correcta construcción de la tazas de los árboles. Puede hacerlo en la Dirección de Arbolado Público en el 3er piso del Centro Cívico.

 

Un trabajo interdisciplinario y con un mismo fin
 

El Consejo Provincial del Arbolado Público está integrado por varias instituciones y organismos para trabajar conjuntamente en el diagnósticos de los principales problemas que afectan a los árboles e implementar soluciones.

Actualmente el Consejo está integrado por la Dirección del Arbolado Público, de la Secretaría de Ambiente; el INTA, Hidráulica, Vialidad Provincial, Dirección de Planeamiento, IPV, UNSJ, Sanidad Vegetal y todos los 19 municipios. ‘El árbol no sólo es un ser vivo que tiene que adaptarse al clima y a la geografía, sino también al entorno social que está conformado por el frentista, las empresas de servicio, el diseño de la ciudad y las obras públicas. Por eso se necesita de un equipo interdisciplinario para abordar su problemática’, dijo Héctor Bustamante.

Los integrantes del Consejo se reúnen a principio de año para abordar un problema determinado del arbolado y proponer soluciones. A mitad de año se vuelven a reunir para evaluar los resultados.