Todo empezó hace siete años. En el Centro de Residentes Chilenos Arturo Prat se dieron cuenta de que los hijos de chilenos que viven en San Juan no conocían ese país o su mar.

Entonces armaron un primer viaje exclusivo para los jóvenes sanjuaninos con raíces trasandinas, pero en medio de la organización un centro de jubilados pidió acompañarlos y empezó otra historia.

Desde entonces, la Comisión de Jóvenes de esa entidad encara viajes a La Serena o Vicuña todos los veranos y a un costo bajo, pues tienen convenios con residencias estudiantiles en el vecino país. Así, no pagan el alojamiento, sino sólo el traslado y en siete años ya viajaron aproximadamente 850 personas.

Actualmente hay un grupo vacacionando y el 13 de enero saldrá un nuevo contingente, para el que aún hay vacantes, por eso ahora salieron a promocionar esta modalidad. Tampoco hay restricciones: puede anotarse y viajar cualquier persona que desee hacerlo.

Se trata del sistema de viajes sociales que tiene el Centro de Residentes Chilenos Arturo Prat, en el que a través de gestiones y convenios con diferentes liceos e instituciones de Chile permite ofrecer alojamiento totalmente gratuito, por lo que las personas que viajan sólo abonan el costo del traslado, que este año es de $3.500 por persona (ida y vuelta). En ese monto incluyen las donaciones que realizan a las instituciones que los alojan, a modo de agradecimiento.

"Es casi lo mismo que cuesta el pasaje ida y vuelta a Chile en micros de línea y el traslado interno. Los primeros viajes los hicimos así, pero luego empezamos a alquilar un micro para poder movernos allá y que el viaje sea directo, sin transbordos desde Mendoza o ya en Chile", señaló Jennifer Rivero, una de las organizadoras que integran la Comisión de Jóvenes del Arturo Prat.

Rivero aclaró que no son una agencia de viajes y que no buscan lucrar con la actividad, puesto que el objetivo de los viajes sociales es la integración. "Tratamos de dar a conocer diferentes lugares de la IV Región y año tras año han viajado con este sistema tanto niños de escuelas, como centros de jubilados, grupos religiosos o clubes", señaló.

Rivero informó que se alojan en residencias estudiantiles que en esta época tienen sus sedes vacías. Así, en La Serena se quedan en el Liceo Gabriela Mistral, mientras que en la ciudad de Vicuña lo hacen en el Liceo Carlos Mondaca.

Se trata de centros educativos históricos, con grandes hospedajes para sus alumnos.

"A veces nos preguntan qué servicios ofrecemos y siempre decimos lo mismo: no nos dedicamos a vender viajes, sólo la oportunidad de conocer Chile por medio de una vía más económica. Y tal vez lo más importante de estos viajes es la unión que se genera en los grupos y la posibilidad de compartir momentos entre familias", señaló Jennifer..

 

Para saber más
 

1 En este momento hay un contingente en La Serena y el 13 de enero saldrá otro hacia la misma ciudad costera, para el cual quedan entre 20 y 25 lugares disponibles en el micro. El último viaje de este mes será el 31.

2 Para acceder a alguno de los viajes o solicitar información, hay que dirigirse a la sede del Centro de Residentes Chilenos, en Chubut 2612 Oeste, Chimbas. También pueden llamar al 154168564 o al 155675257.

3 Los viajes duran entre 5 y 7 días, dependiendo de la disponibilidad del hospedaje. En algunas ocasiones han logrado que en los alojamientos les den la comida, pero de lo contrario, corre por cuenta de los viajeros.
 

Advierten a turistas por gripe aviar
 


El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) salió a pedirle a los turistas que viajen a Chile que eviten el contacto con aves o establecimientos dedicados a la cría, debido a un brote de gripe aviar que se registra en Chile.

Desde Senasa indicaron que trabajan para impedir que los turistas traigan aves vivas y ornamentales, a la vez que advirtieron a los argentinos que viajan a Chile que no se acerquen a producciones avícolas.

"El viernes recibimos la información sobre el foco detectado en Chile. Como consecuencia, desde el sábado se prohibió totalmente la importación de todos los productos de origen aviar provenientes de Chile", detalló Enrique Closa, director de la región Cuyo del Senasa. Además, reforzaron todos los controles que normalmente se realizan en las zonas de frontera tanto en transportes aéreos como terrestres, con la intención de evitar la entrada de elementos o seres contaminados.

El brote en Chile fue detectado en un establecimiento dedicado a la cría de pavos y esta semana autoridades chilenas anunciaron el sacrificio de 350 mil aves. Las personas pueden contraer la enfermedad mediante contacto con la materia fecal o secreciones de las aves, que a su vez contaminan la ropa o los vehículos, pero no se contagia por el consumo de carne de ave cocinada.