RECOLECCIÓN. Ha mejorado un poco el rendimiento por hectárea respecto del año pasado. Hay cosecha de noche, otro aspecto a favor.


Con los actores principales de esta actividad, intentamos hacer un balance integral de cómo va la campaña.

MAYORES COSTOS

Se puede generalizar, que uno de los factores que más han incidido en estos tiempos ha sido el aumento de costos, que según estimaciones de profesionales, empresarios, productores y gente vinculada a los servicios agroindustriales, en esta temporada ha rondado el 47 %. Comparativamente, en la campaña anterior, el incremento rondó entre el 60 y 70 %. Pero indican que, a pesar de ser un porcentaje menor, va destruyendo lentamente a los agricultores en su quehacer.


Tanto en dólares como también en pesos, subieron los insumos necesarios para cultivar esta hortaliza. Las dos maneras de aminorar estos valores son con cantidad y precio. Respecto de los rendimientos, se puede estimar que serán algo mayores que en la campaña pasada, a pesar de tener factores climáticos en contra. Y sobre el factor precio, ya lo veremos más adelante, si bien se han hecho contratos en dólares, con un precio de referencia, y esto da mayor tranquilidad, pero para los productores no es suficiente. Aunque es una mejora. Es que hay otros factores que inciden para desequilibrar la balanza rural.
Fertilizantes, agroquímicos, repuestos de tractores, implementos, riego por goteo, etc, todo en alza, tiran para abajo las finanzas, en la que los productores buscan como sea llegar a un equilibrio.



SUPERFICIE LIMITANTE

Ya hemos hablado en ediciones anteriores de esta publicación especializada, en que la falta de rotación en lotes de tomate industria con riego por goteo ha llevado a la baja de los rindes. Las tierras ya no responden. Lo que antes fueron cuarteles con equipos presurizados nuevos y que con manejo correcto, que llegaron a alcanzar 150.000 kilos por hectárea, ahora dan no más de 90.000 y como mucho 100.000.


Para productores de la zona núcleo, es difícil migrar a otros sitios con aptitudes productivas, a 30 o más kilómetros de su departamento base, instalar nuevos equipos de riego por goteo (a costos de entre 3.000 a 4.000 dólares por hectárea) y esto restringe el crecimiento.


Elio Cantoni, ingeniero agrónomo asesor de Asociación Tomate 2000 dijo a Suplemento Verde, "hoy es imposible armar una finca, para hacer por ejemplo, 80 hectáreas de tomate industria, algo que hace unos años sí se podía. Es una realidad totalmente distinta; es una actividad de escalas, y no da el modelo anterior, por mil motivos".


También las otras hortalizas que se cultivan en los departamentos del Valle de Tulum, como Pocito, Rawson, San Martín, Angaco y como el ajo, que tuvo un buen año comercial y sumará más hectáreas, limitará a la superficie que se dedicará al tomate para industria. Los años buenos atraen a los que se juegan al campo, y los malos ahuyentan.



Conserveras

Lo que en campañas anteriores fue limitante, que eran las fábricas, la cantidad de ellas y el volumen de materia prima adquirido en la provincia, hoy ha mejorado notoriamente. Con la capacidad aumentada en la empresa La Campagnola, sobre un 30 %, han optimizado la cantidad que queda en nuestra provincia. Ellos hacen entre 1.300 y 1.400 hectáreas de esta hortaliza. Han llegado a procesar el récord de 1.800.000 kilos por día, en un día en que todo funcionó perfectamente.



Para considerar

Tener valores de 7,5 a 7,8 centavos de dólar por kilo de tomate entregado a fábrica es un respiro para el productor. Pero esto no sirve porque el dólar se ha planchado, está fijo, y la inflación sigue a su ritmo. Son temas a conversar con las industrias conserveras.


Por otro lado, la pasta de tomate maneja el mercado y esto incide en el mercado argentino e internacional. Veremos como se mueve la balanza en los próximos tiempos. Hoy es imposible importar por el valor del dólar. Antes las fábricas podían, hoy no. Se busca hacer acá. 


Según especialistas, hay 2.000 hectáreas en San Juan, igual que el año pasado. Estiman un 60 % va a La Campagnola. Más otras conserveras locales, se puede estimar en un 70 % en el número de lo que queda en nuestra provincia.



SANIDAD ESTACIONAL

En la temporada pasada, la bacteriosis, causada por Xanthomonas spp, y el hongo Alternaria spp, fueron los dos agentes que causaron mayores pérdidas. Esto porque las lluvias fueron en fecha anterior a la de esta campaña. Este año, hay más tomate sano ya que las precipitaciones y algunos granizos, fueron más tardíos. Se cosechó gran parte del tomate de enero bien. Hay aparición de la sintomatología denominada "culo seco" o "culo negro", que es una necrosis basal del fruto, que lo anula en aptitud para el comercio. Hay menos arañuelas en general y menos hongo Alternaria spp. En esta temporada las lluvias comenzaron a fines de enero y se acrecentaron en el mes de febrero, ahí aumentaron los problemas. 



COSECHA A MÁQUINA

Para este año se incorporaron varias máquinas más a las existentes, siendo una mejora este servicio. Se incorporó la recolección nocturna. Esto dio más rotación a las cosechadoras y se mejoró la entrada más tranquila a fábrica. Se estima se entregó un 25 % del tomate total, cosechado de noche. Esto es toda una novedad. Son ventajas que van a ser importantes en un futuro. El beneficio es también que en días de mucho calor (valores de 40 grados Celcius), como hubo en la última quincena, llega con mejor calidad en características generales, textura, pulpa, sabor, color, etc. 


Para varios productores, no anduvo como esperaban, la recolección nocturna. Diversos problemas, llevaron a resultados poco efectivos. Consideran, que hace falta un plan de estrategia y estructura en cada finca. Es un tema hasta de cultura, la mano de obra ocupada hay que capacitarla y eso lleva tiempo. 


Pero se puede tomar como experiencia base, para analizar y debatir las mejoras necesarias para el futuro. 



MENDOZA

El mal resultado del cultivo del ajo, en la temporada 2018/19, le causó a Mendoza una gran pérdida económica. Esto motivó que se volcaran al tomate industria. La Asociación Tomate 2000 aumentó las hectáreas al doble, llegando a las 1.300, con asesoramiento profesional en toda esa provincia. En San juan mientras tanto, en el cinturón verde hortícola, liderado por el departamento Pocito, los rindes no fueron tan buenos. Pero aún se sigue cosechando tomate en zonas como San Martín, 25 de Mayo y también en Carpintería, que tienen tierras de gran aptitud, y con el 85 por ciento cosechado de esta campaña, se puede asegurar que los rendimientos por hectárea, serán algo mayores a los del año pasado, pudiendo llegar en promedio a los 100.000 kilos por hectárea.



VARIEDADES

Se busca aumentar los grados Brix. Pero no se pagan diferencias en establecimientos industriales para el productor. Sigue siendo líder el HM 7883 con el 75 % del mercado,increíble con el paso de los años como se mantiene.

  • CIFRAS


25  por ciento del total cosechado a máquina, se ha realizado con el sistema nuevo nocturno.

30  por ciento aumentó en esta campaña la capacidad de la empresa agroindustrial La Campagnola.

2000  hectáreas se estiman se han plantado en la temporada 2019/20 en nuestra provincia.

70  por ciento del total del tomate industria se calcula que puede quedar en la provincia.

100.000  kilos por hectárea, estiman será el rendimiento promedio por hectárea en este año. 

> Medano de Oro y sus historias

 

Distintas máquinas de cosecha.


En plena tarea de cosecha, en el corazón mismo de Médano de Oro, el joven productor Gonzalo López comentó a Suplemento Verde en relación a la temporada 2019/20 "el clima ha estado complicado en esta campaña, hemos tenido mucho viento al principio, y eso causó problemas en el cuaje, ha habido aborto en las flores, esto disminuyó los kilos, y finalmente opino que no ha sido tan malo el año. Creo que puede andar en 100.000 kilos por hectárea de promedio, que podría haber sido mejor, pero bueno, es lo que dio".


Continuó diciendo "de no ser también por las lluvias de verano, que han provocado que las plantas de tomate no maduren y sigan creciendo, sin cortar las fases del ciclo, lo que es normal. Las precipitaciones han hecho que las plantas no se entreguen, acá en el Médano de Oro, a los 80 días a los cultivos se les corta el agua, y maduran. También hubo una parte de tomate verde, que hubo que sacar a mano. Gracias a Dios no tuvimos caída de granizo".


Dijo que la sanidad de los tomates se manejó con las pulverizaciones aconsejadas por profesionales del campo, con los productos autorizados. La podemos considerar buena. Y la calidad va de la mano del clima, que si bien esta temporada complicó un poco, estamos llegando a unos 8 puntos lo que es bueno. En variedades esta campaña trabajé con HM 1892 y HM 7883, y algo de 703. En grados Brix, han dado 5,5 y 6". 


Respecto de la cosecha nocturna, aseguró que de sus 10 hectáreas probó con una parte de esa forma, y hay que ajustar detalles para que sea eficiente.


 

> Quejas en Pocito

 

Se suman cosechadoras al rubro.


Otro productor, entrevistado cerca de la calle 14, en la zona de El Abanico, departamento Pocito, y que solicitó no ser identificado aseguró que "en rendimiento tuve un 15 por ciento menos que en la campaña pasada, coseché temprano, y si bien no hubo lluvias, pero sí ataques de arañuela, y esto me causó pérdidas. Además, las tierras ya tienen varias temporadas con tomate y eso baja el rinde. Por más que tengan riego por goteo están cansadas y hay que buscar otros lugares, sanos, con suelos descansados".


Indicó luego "en cuanto al precio, favoreció la entrada al mercado de la firma AVA (Alimentos Vegetales Argentinos), que nucleó a la ex Alco y Canale, de Mendoza. Hay que decir también que quienes contrataron temprano, consiguieron adelantos en dinero, de valores cercanos a los $ 100.000 por hectárea, pero a ellos el precio pagado por kilo fue menor; los adelantos fueron a 30, 60 y 90 días. En cambio, sin contrato, arriesgando, fue contado, 30 y 60 días, terminó siendo mejor opción. Está sobre los $ 4 el kilo, considero que no es tan buen precio".

CIFRAS

 

47  por ciento se calcula es el aumento anual en los costos, de una hectárea de tomate industria.

75  por ciento de la superficie en nuestra provincia sigue siendo del cultivar Harris Moran 7883.

85  por ciento es lo que se lleva cosechado de la temporada 2019/20 en la provincia.

1300  hectáreas tiene la Asociación Tomate 2000 con cultivos en la provincia de Mendoza.

1.800.000  kilos llegaron a procesar por día en la fábrica La Campagnola, ubicada en la calle 5.