Estarás de acuerdo con nosotros en la belleza especial que tienen las flores. Su naturaleza efímera, la gran cantidad de formas y colores que tienen y cómo no, sus diversos aromas. Las flores siempre se han tomado como un importante símbolo romántico, pero lo cierto es que su trascendencia va mucho más allá. En los jardines tener un árbol con flor, tiene un punto focal muy ornamental además, de lo expresado en la belleza y aroma. Una pequeña guía de cuáles son los árboles con flor en primavera. Tomá nota si alguno te gusta.


Lapacho rosado

El lapacho rosado es un árbol del noreste Argentino, se destaca por vistosas flores rosadas que aparecen al final del invierno totalmente desprovista de hojas, en la provincia de Misiones se usa como ornamentos. Pertenece a la familia de las Bignoniáceas, género Tabebuia, especie Avellanedea. Su ubicación: exterior, a pleno sol. Para que pueda florecer necesita que le dé la luz del sol de manera directa a ser posible todo el día. El suelo debe ser rico en materia orgánica y con buen drenaje. De riego frecuente. Esta especie alcanza una altura de 30 m. y su tronco puede llegar a medir 1,30 m. de diámetro; la corteza es áspera de color grisácea y con surcos longitudinales. La copa es algo globosa y amplia. En condiciones naturales florece a los 4 - 8 años de cultivo según la zona. La floración es muy abundante llegando a tener 5 -12 inflorescencias por planta y 20 a 43 flores por inflorescencia. Si bien la estación del año que se caracteriza por el florecimiento masivo es la primavera, los lapachos normalmente comienzan a florecer en el mes de agosto, una vez que las bajas temperaturas hayan mermado. Rosado, amarillo y blanco, los tres colores que identifican a los lapachos y que anuncian la llegada de la primavera y su floración en la ciudad.


Jacarandá

La primavera es la época perfecta para disfrutar de la preciosa floración azul lavanda de la Jacarandá mimosifolia, más conocida como jacarandá. Es un árbol ornamental perfecto para jardines de tamaño medio y pequeño. Es de rápido crecimiento, entre tan solo 5 y 7 años de vida se puede tener un ejemplar adulto. Puede sobrepasar los 25 m. de altura aunque, lo habitual, es que alcancen entre los 12 y 15 m y, además, tiene una longevidad de más de 100 años. Una curiosidad sobre él es su madera. Esta es aromática, de color claro y con vetas marcadas. Suele ser muy utilizada por su calidad en tareas de ebanistería y carpintería. Desarrollan un fruto leñoso a finales de otoño de una forma muy curiosa de castañuela con una especie de dos tapas. Estas caras son muy duras y tienden a abrirse cuando están maduras. Ahí, en el interior, se encuentran las semillas. Su mejor ubicación es a pleno sol ya que, cuanta más luz reciba, mayor será su floración. Debido a su origen subtropical, no prospera en climas muy fríos ni con constantes heladas. Se adapta bastante bien a muchos tiempos de suelo. Los ideales son aquellos con un pH ligeramente ácido y con un buen drenaje para evitar que se forme podredumbre en la raíz. Necesita una humedad moderada a lo largo del año, es bastante resistente a la sequía.



Árbol del Amor


El Cercis cilicuastrum es conocido como árbol de amor debido a sus hojas en forma de corazón y a sus preciosas flores de color rosáceo. Es una especie ornamental originaria de la región mediterránea oriental y Asia que suele utilizar como árbol de jardín por su sombra y preciosa floración. No alcanza gran altura, llega a los 6 - 8 m. y su límite de crecimiento es a los 20 años. Destaca por su tronco liso en tonos rojizos y sus hojas caducas. Normalmente, estas hojas son de color verdoso pero hay variedades que las tienen de una tonalidad más rojiza. Empieza a florecer a partir de su tercer año de vida. Sus flores hacen su aparición en primavera y decoran el paisaje gracias a sus matices rosáceos. Tienen que estar expuestos a la luz continuamente y tener cuidado al regar para no encharcarlos. Los largos y calurosos veranos son el clima ideal para él, pero puede resistir tanto el frío aguanta los -10 º C pero si se producen heladas de manera constante, no resistirá. Es indispensable un buen sustrato para ayudar al desarrollo futuro del árbol.



El Castaño de Indias 

Es un árbol majestuoso, con unas hojas anchas y palmeadas de un color verde precioso. A menudo se le encuentra en los jardines y avenidas de todas las regiones de clima templado del mundo, y es que su valor ornamental es muy, muy alto. Además, en primavera se llena de flores blancas muy bonitas. Su nombre científico es Aesculus hippocastanum. Crece hasta una altura de 30 m. y puede llegar a necesitar lo mismo para desarrollarse. Sus hojas son palmeadas, con cinco folíolos finamente dentados y muy grandes. Sus flores aparecen agrupadas en inflorescencias en forma de panícula cónica o piramidal durante la primavera. El fruto es una cápsula globosa y cubierta de espinas blandas que mide unos 4 - 5 cm. Lamentablemente, la castaña no es comestible. Se ha de colocar en el exterior, ya que necesita sentir el paso de las estaciones. A ser posible, le ha de dar el sol todo el día. Soporta heladas de hasta los -17º C, pero no las temperaturas de más de 35º C. Prefiere suelos ligeramente ácidos, con un pH de 6-6,5. Eso sí, puede crecer en los alcalinos (pH de 7) siempre y cuando tenga muy buen drenaje. Frecuente, no soporta la sequía. Durante el verano, será necesario regarlo 3 - 4 veces por semana, especialmente si se vive en un clima con veranos muy calurosos; el resto del año serán suficiente con 2 - 3 por semana.


 El Paraíso

Es un árbol pequeño,caducifolio, muy difundido en toda América. El nombre científico es Elaeagnus angustifolia L. Su tronco es muy grueso y corchoso, con corteza que se agrieta con el paso de los años. Sus hojas son compuestas, lanceoladas, de un verde muy oscuro, y con una sustancia cerosa sobre la base. Las flores, son hermafroditas y salen formando axilas en las hojas, de color amarillento, que aparecen en conjunto y desprenden un olor agradable. Los expertos aconsejan no plantar estos árboles en pequeños jardines o espacios como plazas, porque sus raíces superficiales tienden a levantar baldozados.


Asimismo, hay que tratar de no colocarlo en lugares demasiado ventosos. Sus ramas pueden quebrarse con facilidad y además, el residuo de su floración, cuando es esparcido por el viento, suele resultar muy molesto para las personas con alergias respiratorias. Su altura no supera los 10 m. Es de crecimiento moderado a rápido. El suelo debe ser fértil, bien drenado y muy permeable. Es resistente al frío. La poda es al finalizar el invierno.


La propagación es por semillas. De uso ornamental y forestal. Su floración es en Primavera.