Estaba el lugar, los cocineros, el vino, las aceitunas, los chacinados, los dulces, sólo faltaba reunirse para ofrecer a quien quiera ir a sólo 11 kilómetros de la ciudad a comer un asado a las llamas con vinos artesanales, o comprar productos de emprendedores de Albardón. Así surgió la idea de este "Work shop gastronómico/Sabores entre albardas" que comienza a ponerse en marcha hoy a partir de las 10 en la bodega artesanal El Milagro -ubicada en calle Sarmiento 350-. La propuesta no será sólo gastronómica, también habrá exhibición y venta de artesanías entre las que se encuentran las obras del reconocido artesano Luis Fernández. 
Esta iniciativa privada cuenta con el apoyo del Ministerio de Turismo de la provincia, ya que la idea es promover el turismo gastronómico y cultural en el marco del programa "San Juan a la mesa", y el auspicio del municipio de Albardón. 


En el patio de comidas se podrá consumir carne a las llamas saborizada, empanadas, verduras fileteadas y algunas especialidades al rescoldo del servicio de catering "A las brasas",  


A la par podrán degustarse vinos artesanales y caseros de las variedades Cabernet Sauvingon, Syrah, Bonarda, Malbec y Torrontés, para maridar a gusto personal con cada comida, o bien para llevarlos a casa. 


Jamones, salames, y otros chacinados estarán allí presentes para el deleite de los visitantes, del mismo modo que los pequeños emprendedores albardoneros con sus aceites de oliva, aceitunas, dulces, entre otros, todo acompañado con buena música sanjuanina en vivo. 


"Albardón tiene todo para convertirse en un polo turístico gastronómico y para eso estamos trabajando", explica Angel Atencio, quien junto a Juan Diapolo, Julián González y Leonardo Castañeda, promovieron este primer encuentro que se repetirá periódicamente. 


Los organizadores destacan que este tipo de eventos "no se pueden concretar sin el apoyo oficial". "Es fundamental que la parte privada se una a la pública - y viceversa-, para poder llevar adelante este tipo de propuestas", indica Diapolo. 


El lugar elegido es una pequeña bodega artesanal que cuenta con maquinaria antigua, y está rodeada de viñedos cuyos frutos son el resultado de los vinos que allí se elaboran. 


"La carne a las llamas demanda cinco horas de cocción para garantizar que sea una exquisitez, pero también hay que destacar que hasta los panes que se ofrecerán son amasados y horneados en Albardón", agrega Atencio. 


Una apuesta para recuperar y poner en valor la producción de la zona que está constante crecimiento debido a la calidad y el empeño con el que trabajan los emprendedores. 
 

Los expositores: Bodega El Milagro; A las Brasas -catering-; Granja Ecológica Tía Nora; Quinta La Esmeralda (dulces y conservas); Cinco Elementos (murales); Emey (artesanías regionales); Bodega Leonardo Ramírez; Cabañas El Moscatel; Cabañas Albardón; Granja La Cañada; Mafalda Casa de Campo; Don Fulgencio (vino casero).


Foto: Gentileza Carlota López Frese