Una mujer murió ayer en Morillo al derrumbarse su precaria vivienda como resultado de las lluvias. El hecho ocurrió en un paraje que está aislado por el mal estado de los caminos luego de los temporales y la Policía no podía confirmar la identidad de la víctima hasta anoche. El deceso se suma al de Beatriz Soledad Vizgarra, quien fue arrastrada por la corriente el sábado cerca de la frontera con Bolivia.

 

La mujer que perdió la vida cuando se le cayeron las paredes encima vivía en el paraje San Pablo, unos 40 kilómetros al sur de Morillo.Desde la Policía de Salta detallaron aEl Tribunoque, luego de que familiares de la vecina informaran sobre su deceso, había partido una comisión de la comisaría zonal hacia la vivienda. Sin embargo, hasta anoche no habían podido regresar a Morillo por el mal estado de los caminos inundados.

 

Así quedó la casa

 

Por los problemas de acceso y de comunicación con San Pablo, la Policía todavía no podía difundir oficialmente la identidad de la mujer fallecida. Desde la Municipalidad de Morillo también confirmaron el deceso de la mujer, aunque tampoco estaban en condiciones de comunicar su nombre y apellido.

.

La vivienda de la mujer, de acuerdo al relato de algunos vecinos, era de adobe. No es la única que colapsó en los últimos días por la intensidad de las lluvias. Vecinos de la zona comentaron que hay otras casas con paredes derrumbadas o a punto de caerse.En los últimos 15 días llovieron más de 300 milímetros en Morillo, lo que supera los promedios normales según destacó Claudio Ruiz. Solo entre la noche del domingo y ayer cayeron unos 70 milímetros.

 

En la localidad, cabecera de la banda norte del departamento Rivadavia, hay unos 12.000 habitantes y unas 300 familias viven cerca de la costa del río Bermejo.Por la situación, en Morillo se organizó un comité de emergencia en el complejo deportivo municipal que conforman integrantes de la intendencia, Defensa Civil y la Policía. Hasta el momento se entregaron unos 500 bolsones a familias aisladas por las lluvias.

 

Héctor Ibarra, propietario de una radio de Morillo, dijo aEl Tribuno: "Hace mucho tiempo que no vemos llover de este modo. El agua ha tirado abajo casas enteras y otras perdieron algunas habitaciones. En la radio también entró el agua".

 

En el distrito de Salvador Mazza

 

En la mañana de ayer identificaron el cuerpo de Beatriz Soledad Vizgarra, una mujer de 38 años que el sábado por la mañana había sido arrastrado por la corriente en la quebrada que separa Argentina y Bolivia, en Salvador Mazza. El cadáver apareció el domingo al mediodía a varios kilómetros de donde la mujer había caído al agua al tratar de cruzar el cauce, pero hasta ayer a la mañana no había sido identificado.

 

Juan Vizgarra, padre de la víctima, y el mayor de los cuatro hijos de la mujer que perdió la vida fueron los encargados de reconocer el cuerpo. Ambos viven en Salta Capital y se trasladaron ayer hasta el hospital Juan Domingo de Perón de Tartagal, donde se encontraban los restos.

 

"Mi hija estaba yendo hacia Bolivia. Cuando quiso cruzar la quebrada con otras personas, se cayó y la corriente la arrastró por lo menos 5 kilómetros. Su cuerpo está muy dañado pero igual pudimos reconocerla", expresó Juan Vizgarra. El hijo mayor de la víctima, de 17 años, relató: "Eran como las 2 de la mañana cuando mi mamá salió de la casa en barrio Norte. A esa hora llovía mucho. Gracias a Dios mis hermanos están todos bien y van a venir a vivir a Salta Capital".